Pacientes con Covid-19 será aislados en hospital y no en sus casas

  • Serán monitoreados por personal de salud que vivirá en el hospital regional de Loreto

Continúa la lucha contra el coronavirus. En la última reunión del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), se decidió que el nosocomio regional Felipe Arriola Iglesias, albergará a infectados de COVID-19. Se informó, que ya se viene acondicionando el segundo piso y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para atender los casos de Covid-19.
El director de salud Percy Minaya, detalló que el hospital contará con 60 camas, siete destinadas exclusivamente para la atención de pacientes en estado crítico por Covid-19.
“Vamos a seguir ampliando la disposición de camas en la región. Estamos trabajando con EsSalud y con la colaboración del sector privado y hemos llegado a tener 10 equipos de ventilación mecánica “, expreso Minaya León.
El gobernador regional, Elisban Ochoa, señaló que con esto se busca que todos los pacientes por Covid-19 estén aislados en el nosocomio y ya no en sus viviendas “El hospital Regional va ser el centro total de operaciones de los contagiados, nuestra propuesta es que ya no se queden en casa, si no que se los aísle en el hospital. Incluso los médicos, las enfermeras y trabajadores llevan el peligro a su casa todos los días, pueden contagiar a su familia, la intención es que los trabajadores de coronavirus se queden a vivir ahí hasta que pase la pandemia”, dijo la autoridad.
Por su parte, el director de dicho nosocomio, Harold Cervantes, indicó qué los servicios que funcionaban en el segundo piso pasarán al cuarto piso como la unidad de medicina, entre otras unidades.
“El hospital dispone de tres ascensores uno será para pacientes de Covid-19, el tercer ascensor será para los pacientes de otras enfermedades, los trabajadores subirán por las escaleras o harán uso del ascensor”, indico Cervantes.
Asimismo, se acondiciona la Casa de Retiro KANATARI, que también albergará pacientes leves por el coronavirus. Con estas acciones se busca cerrar el cerco epidemiológico.
(C. Ampuero/LIN)