«Los alimentos que distribuye el PRONAA están bajo un estricto control de calidad»

– Ingeniero Juan Pablo Montalván

– Los beneficiarios nos deben ayudar para que la distribución sea correcta

Con relación a la solicitud que está realizando el PRONAA para las empresas que se encargan de la distribución de alimentos en las provincias de Maynas, Requena, Ramón Castilla y Loreto cumplan con mayores requisitos, el ingeniero Juan Pablo Montalbán, jefe Zonal PRONAA, dijo, más que una modificación es una adición a los puntos que tenemos en nuestros contratos y está en relación a los que distribuyen nuestros productos y el PRONAA, es decir deben tener licencia de funcionamiento, almacén, que tengan su RUC actualizado a la fecha de la convocatoria, certificado de fumigación, declaración jurada exacta de la ubicación del almacén. Se adicionó estos requerimientos como una medida que asegure la distribución exacta de nuestros alimentos, y que se tenga en cuenta que lleguen en la misma cantidad y en el mismo tiempo que se requiere.

Estamos exigiendo más a las empresas distribuidoras a fin de mejorar la actividad de distribución, por lo tanto las empresas distribuidoras deben cumplir con los requisitos solicitados a fin de que sea viable su postulación.

Por otro lado Montalván invocó a los beneficiarios el apoyo para que informen a la brevedad posible sobre la condición, la calidad y el tiempo en que han recibido sus alimentos, esa información nos va servir para verificar cómo llegan, ya que los alimentos que distribuimos son controlados, siguiendo normas de calidad para todos los productos como es el caso del arroz en donde se hace la prueba de granulometría, etc., es decir los beneficiarios deben conocer que todos los alimentos son de calidad comprobada.

Enfático dijo también que el PRONAA es una institución tutelar, nuestra obligación es la de generar un control estricto tanto en la calidad del producto como en la distribución, pero, eso no escapa de algunos casos que se han presentado en la distribución, por lo que estamos enviando a nuestros supervisores para que verifiquen y determinar ¿Qué ha pasado? Y de esa manera  tomar las medidas correctivas inmediatas.

Finalmente habló sobre la labor que realizan los supervisores, quienes verifican la buena distribución de los alimentos, es decir que lleguen hasta nuestro objetivo que son los beneficiarios, el monitoreo y la evaluación es otra actividad que se realiza, de tal manera que en el presente año hemos podido comprobar que la desnutrición crónica ha disminuido considerablemente. Destacando también los procesos de adquisición donde se compró arroz, frijol, grano seco que se compró por encargo también para Pucallpa, pan fortificado, que se realizó en forma transparente y en donde la colectividad siempre tiene presencia. Anunció que para el próximo año los programas sociales van a continuar, pero con las mejoras que se requiere para cumplir con los objetivos principales que es la disminución de la pobreza y la desnutrición crónica. (WGN)