Loreto: Hombre que violó a su hijastra es condenado a cadena perpetua

  • Pena máxima que contribuye con la defensa de la indemnidad sexual de la menor fue impuesta por la Segunda Sala Penal de Apelaciones y en Adición Liquidadora de Loreto.


La justicia se impone. Un hombre de 47 años fue sentenciado a cadena perpetua, luego que el Poder Judicial de Loreto lo hallara culpable del delito contra la libertad sexual, en la modalidad de violación sexual, en agravio de su menor hijastra.
De acuerdo a los hechos imputados, Joel Tihuay Romaina (padrastro) cometió los ultrajes en reiteradas oportunidades, aprovechando circunstancias en que se quedaba a solas con la menor en su vivienda ubicada en el caserío de Rumococha (Iquitos). Finalmente, en el 2006, el hermano de la menor, quien descubrió in fraganti al agresor, logró denunciarlo.
El sentenciado, quien se ha mantenido bajo prisión en tanto el proceso ha llegado a ésta, su última etapa, escuchó la lectura del veredicto por videoconferencia desde el penal de varones de Iquitos, en el cual se le condenó a permanecer en la cárcel hasta el final de sus días.    
La Segunda Sala Penal de Apelaciones y en Adición Liquidadora de Loreto, integrada por los jueces Aldo Nervo Atarama Lonzoy, Guillermo Bendezú Cigarán, y Elia Carol Retiz Pereira, señaló en sus fundamentos que la imposición de la máxima pena se realiza conforme a lo establecido en ley para casos de tal gravedad. 
Vale resaltar que, para el 2021, la citada Sala Penal ha dictado cuatro cadenas perpetuas por este delito. En tal sentido, la Corte Superior de Justicia de Loreto evidencia su labor comprometida con una correcta administración de justicia y lucha contra la violencia, en el que los agresores de mujeres e integrantes del grupo familiar, así como violadores no queden impunes, tras comprobarse su culpabilidad.
Al mismo tiempo es importante reconocer el trabajo comprometido y esforzado de los jueces y servidores del referido órgano jurisdiccional, cuyo nivel de producción de casos resueltos se ha incrementado, pese al contexto de la pandemia.
CSJ Loreto