La globalización cancela la era de la guerra y abre para la humanidad una era de paz y bienestar

-Rescate de los mineros chilenos

Por: Héctor Barriga Reátegui

El Desarrollo de la ciencia y la tecnología, las nuevas nociones sobre las ciencias culturales ha hecho posible la globalización y este proceso histórico cancela la ERA DE LA GUERRA y permitirá a la humanidad impulsar la paz y bienestar para todos.

Por la globalización, al instante se conocen los hechos y los actos humanos, las tragedias que soportan las personas, los dramas que viven y los fastos y buenos acontecimientos que ocurren, así como gracias a estos alcances tecnológicos y científicos, mediante comunicación instantánea, sabemos lo que ha ocurrido con 33 mineros chilenos que se quedaron enterrados en una mina y que desde ayer nos han inundado de alegría a miles de personas del planeta, cuando se vio que uno a uno empezaban a ser rescatados de una caverna minera a una profundidad cercana a 700 metros.

El rescate de los mineros chilenos no solamente han celebrado con alegría los familiares de los chilenos, las autoridades chilenas, el presidente de Chile, sino también lo han  celebrado millones en el mundo. Los diarios de esta mañana han hecho notar que no es en Chile solamente donde se han alegrado las personas, se han alegrado con este rescate en toda la América Latina, en los Estados Unidos, en Europa, en Asia y en Oceanía y se han hecho cálculos que han participado en esta celebración y se han alegrado cerca de dos mil millones de personas en todo el planeta y es que el hombre y la mujer, la humanidad, estamos felices con acontecimientos positivos, como cuando nos  salvamos de una tragedia, cuando evitamos una tragedia y ello sucede porque la naturaleza humana, es naturaleza superior, es  bondad, es creación generosa, es y serán siempre pasos positivos, encuentros de amistad, amor al prójimo y solidaridad.

Todo esto es gracias a la globalización, al desarrollo científico, tecnológico y cultural de la humanidad, a la perfección del hombre y la mujer, que siempre ambicionamos lo mejor para todos, queremos paz y bienestar, y al redactar esta crónica, sería incompleta si no repito la frase de Gandhi: «Algún día en cualquier latitud en que me encuentre, ese territorio será como mi patria y las personas que encuentro en mi camino serán considerados como mis hermanos.»