“La ansiedad y depresión ha aumentado en la población en el marco del coronavirus”

  • Dio a conocer el Dr. Néstor Aguilar, jefe del área de psiquiatría del hospital regional.
  • También dijo sentirse preocupado porque al lado de infectología del hospital regional se encuentra el pabellón de psiquiatría.

Ayer se pudo conversar con el profesional que siempre está expectante a todo lo que significa salud mental en la región. Igual se le preguntó por los pacientes que ya están hace tiempo en tratamiento y sobre los nuevos que aparecen por crisis que muchas veces no pueden manejar.
Más en este marco de aislamiento domiciliario por el virus invisible y poderoso a la vez, ya que puede devastar o exterminar para siempre a cualquier mortal. Sobre la parte más delicada del ser humano, se entrevistó al jefe de psiquiatría Néstor Aguilar.
“Los problemas psicóticos, de consumo y los afectivos en pacientes se han intensificado. La ansiedad y depresión igual se han incrementado y también en la población. Eso de no saber qué nos depara el destino para mañana hace que nosotros tengamos niveles altos de ansiedad y depresión.
Es necesario que conozcan que atendemos a la población a través de los centros de salud comunitaria, aunque hay pocos profesionales porque hubo demora en la convocatoria en recursos humanos para los CAS. Entonces ahora tenemos el problema de no contar con el personal contratado con el presupuesto que salud mental tiene. Estamos respondiendo con menos del personal que deberíamos” expresó Aguilar.
¿Y cómo manejar estas crisis?
-En primer lugar, alejándonos de las noticias de la pandemia. Ya hemos tomado conciencia de cómo cuidarnos, hacer distanciamiento, higiene, lavado de manos, salir a hacer actividades estrictamente urgentes, mientras más nos quedemos en casa, mejor. Usar mascarillas, lentes, guantes etc. No ir a ambientes contaminados, donde el virus nos pueda estar esperando.
¿Los pacientes están siendo atendidos con fármacos?
-Sí se les está atendiendo. Se les tiene debidamente registrados y los más jóvenes del departamento se los llevan a sus casas. En estos momentos hay 32 personas en sus casas, que han sido vistos en los centros comunitarios y 10 están en el pabellón de psiquiatría del hospital regional, en total 42 personas atendidas.
Las personas que necesitan urgente me pueden escribir al Wath 943015857, que coordino con los directamente responsables para que hagan el monitoreo inmediato.
¿Le preocupa que el pabellón de psiquiatría esté al lado del de infectología en el hospital regional?
-Claro que sí, es una preocupación tremenda. Todo el pabellón era de psiquiatría, pero ante la necesidad que tuvo infectología se le cedió el 50%. Ahora hemos tomado precauciones, hemos aislado a los pacientes al otro lado, dentro del mismo local, pero alejado del pabellón de infectología. Tener un vecino así en estas circunstancias como que no es agradable.
Finalmente, ¿piensa que habrá alguna metamorfosis en la población luego de esta pandemia?
-Esperamos que haya un cambio social. Que se aprenda la lección y nos manejemos mejor con el medio ambiente. Respetarnos entre los seres humanos, entre todos. Amar la naturaleza y cuidar nuestra salud física y mental, alejarnos de todo aquello que nos produce daño, aflicción.
Dejar de lado ese egoísmo, hay gente que, por ejemplo, está contagiada de tuberculosis y contagia a sus familiares, vecinos porque simplemente no le da la gana decir lo que tiene. O aquellos que tienen VIH y andan por ahí esparciendo el mal como por venganza, esas actitudes deben cambiar. Hay que ser mejores ciudadanos.