Fallece prestamista que fue baleado tras resistirse a un asalto

  • Hecho ocurrió el pasado 16 de setiembre en su domicilio


Lamentablemente no resistió. Justiniano Pérez Salazar dejó de existir tras luchar por su vida desde el 16 de setiembre, día que fue asaltado en la puerta de la vivienda que alquilaba ubicado en la calle Señor de los Milagros Mz B Lote 35 y tras poner resistencia recibió un impacto de bala en la cabeza.
Cómo se recuerda el infortunado también había perdido la visión y su estado de salud era completamente reservado. Se debatía entre la vida y la muerte en el Hospital Apoyo Iquitos y su vida pendía de un hilo.
En esta fecha las páginas policiales relataba que unos avezados asaltantes le retuvieron cerca de 20 minutos, le taparon la cabeza con una bolsa de plástico, le ataron las manos y empezaron a revisar todo el inmueble. Los delincuentes se llevaron una moto Honda 190, equipos laptop y equipos celulares; además de la suma de 10,000 soles.
Cuando los delincuentes y sus cómplices huyeron del lugar con los bienes materiales, el hombre logró desatarse y fue tras de los delincuentes que salían de su casa, sin importarle absolutamente nada su vida.
Mientras huían, una cámara de vigilancia captó toda la escena. Don Justiniano sale detrás de ellos y logra jalar al que iba como pasajero y quien llevaba una caja de cartón conteniendo otra fuerte suma de dinero. El delincuente suelta dicha caja, trastabillea y dispara en la cabeza a su víctima, luego huye de la escena del delito con dirección desconocida.
Los vecinos poco o nada pueden hacer para auxiliar al hombre de 50 años, debido a que los avezados asaltantes tenían un arma de fuego.
A bordo de un motocarro, Justiniano fue llevado de emergencia hasta el Hospital Apoyo Iquitos. El hombre en ese momento presentaba un orificio de bala con entrada y salida en la región frontal izquierda y región parietal izquierda. Los médicos diagnosticaron trauma de cráneo por herida de proyectil de arma de fuego. Su estado de salud era de pronóstico reservado. También había presentado un trastorno del sensorio y se encontraba asistido con un ventilador mecánico.
Sus familiares exigen justicia, ya que las personas que fueron intervenidas como presuntos responsables se encuentran en libertad.
Sus familiares ingresaron al cuarto que el hombre alquilaba en vida, utilizaron una pata de cabra para romper la puerta. Se supo que la propietaria de esta quinta no había permitido el ingreso de sus familiares desde que sucedieron los hechos. (C. Ampuero)