En honor a la memoria de Don Emilio Fernando Filomeno Vigil

  • Que esté gozando de la Paz del Señor el distinguido empresario loretano
  • Nació: 26 –marzo – 1934 / Partió: 05-mayo-2020
  • La trascendencia después de su muerte queda evidenciada en su historia de vida

Un día como hoy, hace un mes, el 05 de mayo de 2020 Don Emilio Fernando Filomeno Vigil, a sus 86 años partió a la eternidad dejando un vacío para sus seres queridos y amigos, desde Iquitos, la ciudad donde se estableció a los 20 años de edad cuando llegó vía fluvial desde Jeberos, jurisdicción de la provincia de Datem del Marañón, región Loreto.
Cuánta historia se escribió desde aquellos tiempos cuando muy joven desde su labor de motorista trabajando con su hermano Eliseo Filomeno, conoció y dominó las rutas fluviales de esta parte de la Amazonía, que le valió para ser el motorista estrella de otro gran empresario regional Don Joaquín Abensur Díaz, que en paz descanse, también.
Era el cuarto de 5 hermanos. Su hermano mayor Eliseo, César, Rebeca, él (Emilio) y Carmen. Sus padres fueron Emilia Vigil Vda. de Filomeno y padre Eliseo Filomeno Peña.
Amante de los fierros, su pasión hasta el último momento de sus días, en vida. Estudió mecánica por correspondencia desde Iquitos con un instituto de Lima demostrando que no hay barreras cuando de buscar conocimientos se trata, para surgir académica, material y humanamente en esta bella estancia terrenal.
A los 25 años le nombran Jefe de Servicio Técnico de Volvo Amazonas – Iquitos. Así seguía se vida reafirmando su capacidad y abriéndose paso a nuevos proyectos como su empresa “Industrial Filomeno SAC”, empresa de servicios mecánicos y “Emilio Filomeno Vigil”, empresa de repuestos y Concesionario de Volvo Penta en Loreto.
A un mes del fallecimiento de Don Emilio Filomeno Vigil, se puede decir que ha vuelto a nacer con la trascendencia que su vida proyecta para las nuevas generaciones, de lucha constante, superación, alegría, tenacidad, valorando y disfrutando sus logros conociendo muchos países del mundo por trabajo y turismo, junto a su amada esposa Claudet Vela de Filomeno.
Fue el indicado, la persona idónea para presidir el Consejo Zonal Loreto del SENATI, donde participó en su inauguración en el año de 1986 y fue su presidente durante 19 Años. Hizo historia en este centro de gran prestigio nacional de capacitaciones e innovación tecnológica.
Asimismo, durante su gestión el Senati ha tenido un crecimiento sostenido, creando carreras técnicas acorde con las necesidades de la industria regional tales como: Mecánica de mantenimiento, Electricidad industrial, Mecánica de motores menores, Mecánico electricista de mantenimiento, Computación e Informática y Centro de Idiomas.
En su gestión el Senati Loreto, fue la primera institución en lograr un sistema integrado de gestion (SIG) bajo normas internacionales (ISO 9000, 14,000 y 18,000).
También en su gestión se logró descentralizar el Senati a otros lugares como Yurimaguas, y en el local de la calle Yavarí 630 (Iquitos), con los programas de Computación e Informática e Inglés.
Experiencia valiosa que forma parte del legado de Don Emilio Filomeno Vigil, para la sociedad loretana, para toda su familia y amigos de toda la vida, especialmente para sus seis hijos producto de dos uniones: José Fernando Filomeno Alves Milho, Carlos Francisco Filomeno Alves Milho, Enrique Fernando Filomeno Vela, Emilio Armando Filomeno Vela, Claudette Filomeno Vela y Ernesto Fernando Filomeno Vela.
Paralelo a su vida empresarial se pueden destacar su participación en grupos de amigos como el CAF (Círculo de Amistad Familiar), allá por los años 80’ en SanJuan, donde se reunían destacados y conocidos personajes y empresarios de la sociedad loretana, así como también por su vocación de servicio participó en instituciones como el Club de Leones de Iquitos, del cual fue presidente y tuerce rabos vitalicio. Fue socio vitalicio de Club Tenis Iquitos. Fue director de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Loreto en varias gestiones y Vicepresidente del centenario gremio empresarial en la gestión de Julia Vásquez Valcárcel.
Como parte de su vida y las anécdotas del destino, su abuelo el ilustre maestro Serafín Filomeno, quien fue natural de Ica fue enviado a Moyobamba cuando era capital del Departamento de Loreto donde el gobierno central creó el colegio nacional San José de Moyobamba, para desempeñarse como director.
Hoy es el colegio emblemático nacional “Serafín Filomeno”. Y el nombre del maestro también lo lleva la placita del local central de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP). Su busto está en la placita que también lleva su nombre.
Don Emilio Filomeno recordaba siempre con mucho respeto y cariño a su abuelo Don Serafín Filomeno. Cierto día el alcalde de Moyobamba gestionó en Iquitos sin éxito exhumar sus restos para ser llevados a Moyobamba y ser colocado en el colegio emblemático. El Instituto Nacional de Cultura se negó, pero llegó su aniversario y no se acordaron del ilustre maestro. Es ahí que Don Emilio decidió autorizar que llevaran los restos de su abuelo a Moyobamba porque demostraron que allá sí valoraban su historia. Fue una de sus decisiones firmes y visionarias.
Será recordado también por su carácter enérgico y su muy buen humor, siempre contando chistes y alegre. Hasta antes de cerrar sus ojos a la eternidad, su hobby aparte de la mecánica y creatividad, fue disfrutar de divertidas charlas con sus amigos de toda la vida en el WhatsApp. “Lo difícil se hace al toque y lo imposible demora un poquito”, era su frase célebre. Descanse en Paz y de la Gloria de Dios goce, Don Emilio Filomeno Vigil.
(Diana López M.)