Con más pena que gloria

El miércoles próximo pasado, trabajadores municipales pegaban en las paredes de los alrededores del mercado central afiches alusivos a la semana turística de Iquitos. La actividad ya se había iniciado días antes.

 

Así estaba transcurriendo la que se supone, es la cita más importante en la promoción turística de nuestra ciudad, donde el alcalde Zevallos, en un arranque de esos que le caracteriza, esperaba la visita de más de 25 mil turistas. Eufórica la declaración del burgomaestre, porque de esta semana turística ni Iquitos se enteró.

 

Lo cierto es que la organización preliminar de tan importante celebración, donde estaban considerados altos presupuestos por alquiler de sonido, pago de artistas, entretenimientos, etc., se vino abajo desde el día que asumió la presidencia del Comité el Eco. Jorge Sánchez – Moreno Izaguirre, no porque este sea un improvisado que no tiene capacidad para dirigir un pequeño comité, al contrario.

 

Quienes vieron afectados sus apetitos e intereses personales, se juntaron para impedir que la semana turística tenga éxito, si así se puede calificar a la mediocridad. El comité no tuvo el apoyo en lo que ha debido ser una gran difusión de promoción de la semana turística, y los proveedores se aliaron para cerrar otras puertas con mejores ofertas en precio y calidad del servicio.

 

Hace poco advertimos que el conocido economista no le entraba al juego sucio. Nunca él iba a permitir un festín con los fondos destinados a la organización y desarrollo de esta actividad.

 

El alcalde  debe tomar esta amarga experiencia y  decidir separar de su entorno a gente que está destruyendo a su gestión, pero causando peor daño al pueblo,  que ve que sus contribuciones a las arcas municipales van a parar en manos de quienes tienen en ellas, una fuente permanente para hacerse de dinero, mal habido por supuesto, pero que esta vez, a los buitres de siempre se les escapó la moribunda presa.