Cementerio de Versalles sigue siendo guarida de fumones

  • Pobladores no saben qué medidas tomar


Al parecer este problema no hay cuando termine. Los sujetos que se dedican al consumo de drogas, continúan llegando en cantidad hasta las inmediaciones del cementerio de Versalles, en el distrito de Punchana.
Ni la presencia del serenazgo, mucho menos de la policía Nacional del Perú les da cosquillas. Prácticamente se “sientan en la noticia”.
Los vecinos indicaron qué poco nada pueden hacer porque se sienten amenazados por parte de estos sujetos que se encuentran al margen de la ley. “Nos han dicho que nos van a picar con cuchillo o van a entrar nuestras casas a robar, si es que seguimos denunciándolos. Sabemos del trabajo que hace la policía y los serenos. Sabemos también que no pueden ser detenidos más de 4 horas por el simple consumo de drogas. Pero qué podemos hacer cuando ellos empiezan a robar o asaltar cuando están bajo los efectos de alguna sustancia tóxica. Ahora sí vamos a tomar el toro por las astas”, señaló María Rengifo, vecina del lugar.
A pesar de ello, nuevamente los agentes de serenazgo de este distrito realizaron un operativo inopinado. Llegaron hasta el asentamiento humano Nuevo Versalles. Una vez en el lugar recorrieron varias zonas y llegaron hasta el cementerio del mismo nombre.
Las autoridades encontraron en el lugar a dos sujetos tratando de excavar la tierra, al parecer para sacar algún resto óseo, por lo que fueron retirados al instante.
Asimismo, al fondo de dicho camposanto intervinieron a tres sujetos en actitud sospechosa consumiendo estupefacientes, a quienes encontraron en su poder pipas artesanales, encendedores y un arma blanca que uno de ellos tenía escondido a la altura de la cintura. Como medida de prevención fueron expulsados del asentamiento humano. (C. Ampuero)