Agentes de la DUES lanzaron perdigones y gases lacrimógenos a protestantes

  • Tras varios minutos de enfrentamiento lograron desbloquear la carreteraIMG_6207

Era lo que se esperaba. Tras estar más de una hora bloqueada el km 02 de la carretera Iquitos-Nauta por vecinos que protestaban en contra de la empresa Sedaloreto, un contingente de la DUES llegó hasta la zona del Terminal ubicado en el distrito de San Juan Bautista y restablecieron el orden y el libre tránsito.
Para ello, los agentes en primer lugar conversaron con los dirigentes para que de forma pacífica salgan de lugar y depongan su actitud, pero esto fue rechazado por los protestantes. Fue así que los efectivos de la policía nacional tuvieron que usar la fuerza y con gases lacrimógenos y perdigones tuvieron que sacar a los manifestantes del medio de la carretera que obstaculizaba el pase de vehículos mayores y menores.
Esta acción hizo que los vecinos que se encontraban en el interior de sus viviendas  sean afectados con los gases, muchos de ellos presentaban signos de asfixia y tuvieron que salir de sus casa para ponerse a buen recaudo, «no es posible que la policía actúe de esta manera, ellos tuvieron que pensar que en los alrededores hay niños, hay recién nacidos, no les importó nada y lanzaron sus gases por las calles, una de esas bombas ingresó a mi casa, de ahí tuvimos que salir corriendo a la calle y levantar a mis hijitos y a un enfermo que está postrado en cama porque nos estábamos asfixiando, esta vez la policía no se midió y lanzó bombas a discreción, con nosotros no era la cosa y mucho menos con los niños ¿acaso ellos también no tiene hijos para que actúen de esta manera indiscriminada?», dijo una moradora afectada con los gases lacrimógenos.
Tras el enfrentamiento los protestantes declinaron la medida y optaron por ponerse a un costado de la carretera mientras que la policía empezó a sacar los palos, troncos de madera y llantas que ardían  en el centro del pavimento para dejar que el tránsito fluya con normalidad. Sin lugar a dudas una batalla campal que se registró en la zona sur por falta de agua potable y en contra de la empresa Sedaloreto. (C. Ampuero)