“Venimos insertando a jóvenes con síndrome de Down al mundo laboral”

  • María Helmi Vargas, directora del CEBE 9 de Octubre
  • Ya tienen dos aulas que están preparándose para ese proceso
  • Lamenta que la DREL haya movido personal profesional y capacitado, pues entorpece todo lo que vienen trabajando paso a paso

Las personas que tienen el síndrome de Down, pueden ejercer sus derechos laborales y sindicales, en igualdad de condiciones con las demás. En la vida laboral, los estereotipos contra las personas con síndrome de Down a menudo significan que se les niegan oportunidades de formación profesional y su derecho al trabajo; pero esto debe cambiar y somos testigos que cada día podemos ser una sociedad inclusiva.

El Centro de Educación Básica Especial-CEBE 9 de Octubre, ha iniciado todo un proceso de inclusión de estos jóvenes en el mundo laboral, así lo resalta la directora de dicha institución, María Helmi Vargas, “Hemos tenido la feliz coincidencia que buscábamos la reinserción laboral, y un día recibimos una llamada  a nuestra institución al conocer el trabajo que venimos realizando con nuestros alumnos”.

“Fuimos a la primera entrevista y realmente fue gratificante porque inmediatamente tomaron el acuerdo de que los iban a contratar y ahora están contratados en Paucares Inn, ubicado por la carretera Iquitos-Nauta, y ellos vienen desarrollando su labor desde hace tres meses atrás, tienen un seguro, un sueldo, y sus días de descanso. La escuela cuenta con un equipo permanente que viene realizando Monitoreos, quienes los visitan una vez al mes para ver cómo vienen desarrollándose y tenemos muy buenas respuestas y los empleadores están contentos con el trabajo que realizan y nos han felicitado porque hemos trabajado bien con ellos”.

Señala que uno de ellos ya ascendió a otra función como ayudante de cocina, así como servir la mesa y recojo de servicios. “Se acoplaron al mundo laboral sin ningún contratiempo”.

“Nosotros ya tenemos con otras empresas contactos, sin embargo necesitamos seguir preparando a los educandos, hay dos aulas que se están preparando con miras a la inclusión laboral, sabemos que hay que mucho que hacer, pero también necesitamos del personal experto y capacitado que aún nos está faltando. Este año hemos tenido movimiento de personal a otras instituciones, ellos eran personal capacitado para este trabajo y ahora no están, bajo esa adversidad estamos potenciando a los nuevos cuadros que hay acá, esperamos que para los próximos años las autoridades entiendan que la gente capacitada en educación especial no debe ser movida porque es una labor que se realiza paso a paso, y si no se cuenta con el personal experto, nos demoramos más en potenciar a estos niños”. (MIPR)

Comments are closed.