• Tubería transporta combustible desde la Refinería Iquitos hasta la Planta de Ventas de Iquitos, río Itaya

 

Petroperú desarrolla charlas de seguridad para sus vecinos de siete comunidades colindantes con el poliducto que transporta combustibles a lo largo de 14 kilómetros desde la Refinería Iquitos hasta la Planta de Ventas ubicada en la ciudad.
Van ya cinco años que profesionales de la petrolera estatal comparten información y recomendaciones sobre los peligros, riesgos y acciones preventivas a tomar frente a situaciones que pudieran afectar el buen estado del ducto. Los vecinos de las comunidades cercanas reciben información que les permiten reconocer los peligros –tales como deslizamientos de tierra, sabotaje, daños climatológicos, entre otros– para reportarlos.
El derecho de vía es el área de 25 metros de ancho a cada lado del poliducto en toda su longitud y es monitoreada constantemente a fin de controlar las condiciones del suelo, y evitar daños y riesgos que pudieran afectarlo.
Es importante destacar que la empresa petrolera, cuenta con un “Sistema Automático de Supervisión, Control y Adquisición de Datos” que ofrece información en tiempo real, haciendo posible cerrar el pase de los combustibles y detener el bombeo cuando fuese necesario.
A fin de mantener el derecho de vía del poliducto libre de malezas y en buen estado, se han suscrito contratos de trabajo con las comunidades vecinas, las que –de acuerdo a un cronograma de trabajo– se encargan de este servicio.
El poliducto, único en el país, está compuesto por dos ductos de 4 y 6 pulgadas de diámetro, respectivamente. A través de esta infraestructura se transporta gasolina, Diesel, turbo y residual, como se ha indicado, desde Refinería Iquitos hasta perla del Itaya, a lo largo de 14 kilómetros.
De esta forma, Petroperú y sus comunidades vecinas colaboran mutuamente para mantener en buen estado el poliducto que facilita el abastecimiento de combustibles en Iquitos y la región Loreto. (Diana López M.)