• Ingresó a una vivienda junto con sus cómplices y se llevaron 1,700 soles


Dos de sus cómplices huyeron con el botín. Uno de ellos no logró escapar y fue retenido por una enardecida turba de pobladores.
Los vecinos que viven por la calle los Águanos, ubicado por el asentamiento humano Secada Vignetta, en el distrito de San Juan Bautista, retuvieron al sujeto que había ingresado a la casa de un policía en actividad.
El joven junto con sus cómplices se pasearon por todo el interior de la vivienda y tras revisar cajones, cuartos y todo el inmueble, lograron llevarse la suma de dinero antes señalado.
La propietaria de la casa al percatarse de personas extrañas en su inmueble, dio gritos de desesperación y llamó a sus vecinos.
Los pobladores de inmediato atendieron al llamado de la víctima, logrando solo retener a uno de los facinerosos.
El hombre fue agredido por la turba con puños y patadas en diferentes partes del cuerpo. No delató a sus compinches y fue amarrado a un poste de alumbrado público.
Minutos después personal de serenazgo de San Juan Bautista llegó a su rescate y le trasladaron hasta la comisaría 9 de octubre para las diligencias de ley.
Los pobladores de este sector manifestaron que se encuentran completamente organizados y no van a permitir que ninguna persona de mal vivir este merodeando por la zona en actitud sospechosa o intente robar las casas que hay por la zona.
(C. Ampuero)

Artículo anteriorBasura: problema eterno
Artículo siguienteMaynas ya cuenta con los integrantes de Consejo de Coordinación Local Provincial