UNAP se pronuncia respecto a situación de sus filiales al interior de la región

Mediante un comunicado emitido el viernes 8 de junio de 2018, la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana-UNAP, se dirigió a la comunidad universitaria y al pueblo de Loreto, con la finalidad de aclarar algunos comentarios difundidos a través de diferentes medios de comunicación, relacionados con el tema de licenciamiento universitario y que no se ajustan a la verdad.
En primer lugar, la UNAP dice agradecer al gobernador de la región Loreto, licenciado Fernando Meléndez Celis, que como egresado de esta casa de estudios difundió un comunicado por los medios haciendo un llamado al pueblo loretano para que apoye en la tarea de licenciamiento de la UNAP; “Creemos que es propicia la ocasión para que las autoridades de la UNAP y del Gore Loreto puedan realizar cuanto antes las coordinaciones pertinentes”, expresaron.
Entre los años 2016 y 2017, la UNAP recibió recursos para su licenciamiento por un monto de 11 millones de soles (no 13 millones como se afirmó en algunos medios), invirtiendo aproximadamente 7 millones, retornando al Estado 4 millones por falta de tiempo para licitar equipos, ya que la última asignación de recursos fue entregada recién en el mes de setiembre de 2017, lo que no permitió realizar los procesos correspondientes. El monto utilizado no fue suficiente para cumplir con las condiciones básicas de calidad de todas las facultades.
Manifiestan en el comunicado que la UNAP tiene su sede en Iquitos, donde todo está prácticamente listo para el licenciamiento; sin embargo, la debilidad la tienen en las filiales, que según “apreciaciones de la consultora que la UNAP contrató para que oriente en el proceso de licenciamiento, las filiales no cumplen con las condiciones básicas de calidad para su aprobación”.
Sin filiales la UNAP tiene muchas probabilidades de licenciarse, por lo que el día jueves 7 de junio se reunieron los miembros de la Asamblea Universitaria, máximo órgano de la UNAP, para escuchar los informes y tomar las decisiones más convenientes.
De esta manera, se acordó declarar ante la Sunedu, la sede de Iquitos y solo la carrera de Zootecnia en la filial de Yurimaguas. Asimismo, no serán declaradas las filiales de Requena, Contamana y Datem del Marañón. Pero ¿Qué significa no declarar ante la Sunedu a las filiales antes mencionadas? Que estas filiales no van a ser verificadas por la comisión de la Sunedu. Los estudiantes de estas filiales seguirán estudiando en forma normal hasta diciembre del presente año. La Sunedu no autorizará nuevos exámenes de admisión en las filiales no declaradas.
Hasta el mes de diciembre de 2018 la Sunedu reconocerá a los estudiantes de las filiales en su sede de Iquitos; después de diciembre, los estudiantes con sus autoridades universitarias, establecerán las estrategias adecuadas para que posteriormente sean declaradas estas filiales. Finalizan el comunicado manifestando que “hacemos un llamado a la comunidad universitaria y al pueblo de Loreto para continuar trabajando por el licenciamiento de la UNAP”.
Cabe señalar que el funcionamiento de las filiales al interior de la región se debía garantizar mediante un convenio tripartito entre la UNAP, el gobierno local (municipalidad donde está ubicada la filial) y el Gobierno Regional de Loreto (sub gerencia respectiva); sin embargo, las autoridades civiles muchas veces incumplieron sus compromisos, e incluso descuidaron las condiciones básicas de calidad de los locales donde estudian los jóvenes. En reiteradas oportunidades la autoridad universitaria exhortó a las autoridades civiles cumplir con sus compromisos, teniendo respuestas positivas, pero en los últimos hubo poca participación. Ahora queda el reto que las autoridades universitarias, y los gobernantes actuales, establezcan estrategias para reactivar las filiales a futuro, dando a los estudiantes mejores aulas, laboratorios, y todas las condiciones que exige la Sunedu.

Comments are closed.