UNAP llevó ayuda a damnificados de incendio en zona baja de Belén

La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), liderada por el rector Heiter Valderrama Freyre, llevó ayuda a los damnificados del incendio que consumió 17 viviendas en la zona baja de Belén, calle Blasco Núñez, dejando a 26 familias en la calle. La autoridad universitaria junto a trabajadores y estudiantes, acudieron a la zona para realizar una labor social humanitaria.
Al promediar las 8:00 de la mañana del martes 17 de abril, llegó la autoridad universitaria a la zona afectada, junto a los trabajadores de la Oficina General de Bienestar Universitario (OGEBU), la Oficina General de Responsabilidad Social Universitaria (OGRSU), los estudiantes integrantes de La Estudiantina, así como jóvenes integrantes del Movimiento Estudiantil Cristiano (MEC).
Los estudiantes cantaron hermosas melodías cristianas con mensajes de valor y esperanza. Las trabajadoras de la OGEBU y la OGRSU elaboraron desayunos para las familias damnificadas, así como se entregaron bolsas de víveres que contenían productos básicos alimenticios, cuadernos, útiles escolares, y se entregaron juguetes a cada niño empadronado.
Los damnificados agradecieron este noble gesto de las autoridades universitarias que les alivia un poco el dolor que sienten al haberlo perdido todo, y hoy viven en carpas entregadas por Defensa Civil en medio de la humedad, y con la creciente del río amenazando con inundar la zona. Toda ayuda a estas humildes familias es bienvenida, y sobre todo les da fortaleza al saber que no están solas, y que la solidaridad y el amor al prójimo es más grande que los problemas.
El rector manifestó que la UNAP no es un ente aislado de los problemas que aquejan a la sociedad, sino que entre sus objetivos está también la Responsabilidad Social Universitaria, que no solo enriquece los procesos de generación, transmisión y aplicación de conocimientos y capacidades, sino que potencia el rol activo e ineludible en la promoción del desarrollo humano sostenible. Enfoque de gestión que apuesta por lograr que todos aquellos actores involucrados en la actividad universitaria o afectados por ella, tanto internos como externos, se articulen de manera sinérgica y se vean beneficiados.
Una universidad que se gestiona de manera socialmente responsable se transforma permanentemente y participa del cambio social.
La máxima autoridad de la UNAP también exhortó a otras instituciones de la ciudad a colaborar con los damnificados que ahora les toca vivir una de las experiencias más difíciles y dramáticas, y también que las entidades competentes como Defensa Civil o el Gobierno Regional de Loreto no los desamparen.

Comments are closed.