Iquitos, septiembre 18, 2021

Unap capacitó a sus trabajadores en la prevención de incendios y manejo de extintores

  • Mediante su Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo.


La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) capacitó a sus trabajadores administrativos en el tema de prevención de incendios y manejo de extintores, mediante su Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo, actividad que se realizó los días miércoles 21 y jueves 22 de julio de 2021, en el complejo deportivo del Sindicato Unitario de Trabajadores Administrativos – SUTUNAP.
La actividad estuvo a cargo de la ingeniera Marieta De Jesús Jipa Pinedo, especialista de Seguridad y Salud Ocupacional, integrante del Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo, en coordinación con la rectora Lastenia Ruiz Mesía, y la Oficina Central de Administración de Recursos Humanos, jefaturada por el licenciado Wilson Panduro Curitima. Se guardaron las medidas de bioseguridad y los protocolos exigidos por el Ministerio de Salud. El capacitador en esta oportunidad fue el especialista en extintores Minor Mariche Mendoza, de la empresa Extintores MMM.
El extintor es un aparato que contiene un agente o sustancia extintora que puede ser proyectada o dirigida sobre un fuego por la acción de una presión interna. Esta presión interna puede obtenerse de diferentes maneras: por una comprensión previa permanente, por una reacción química o por la liberación de un gas auxiliar. Como primer elemento de intervención frente a un incendio, requiere estar en buen estado, accesible y que el personal esté formado y familiarizado con su manejo.
Son eficaces solo cuando el fuego se encuentra en fase conato (en sus inicios), cuando un fuego se extiende es imposible apagarlo con un extintor. Son eficaces solo si la sustancia extintora es la apropiada. Esta información aparece en la etiqueta del propio extintor, indicando si su eficacia es para fuegos de clase A, clase B, clase C, etc… Son eficaces solo si se sabe emplearlos. De aquí la necesidad de que los trabajadores conozcan esta información
Los extintores deben ubicarse en proximidades a los lugares con riesgo. En exteriores se protegen de las condiciones climáticas. No ubicarlos en sitios difícilmente accesibles. Debe librase de obstáculos la zona alrededor. Debe estar señalizada su ubicación. No deben estar expuestos a daños mecánicos. Altura a partir de 1,2 m. del suelo e inferior a 1,7 m.
Los extintores deben estar caracterizados por una etiqueta identificativa propia para cada uno de ellos en la que se describirá: Nombre y razón social del fabricante. Temperatura máxima y mínima de servicio. Productos contenidos y cantidades de los mismos. Clase de fuego a que puede aplicarse y en caso de peligro a los que no puede aplicarse. Instrucciones de empleo. Fecha y contraseña correspondiente al registro de tipo.
En la etiqueta de cada extintor viene especificado el modo de empleo y las precauciones a tomar. Entre las precauciones que debemos considerar no hay que olvidar que el agente extintor presenta cierta toxicidad, el riego de quemaduras y las reacciones químicas que pueden darse. El extintor es un envase a presión y por tanto debe ser manejado con cuidado.
Existen 3 grandes grupos o categorías de extintores: A, B y C. Cada uno de estos diferentes tipos de extintores está pensado para un tipo de incendio (según el tipo de combustible que haya originado el fuego). Los extintores más polivalentes son los que sirven para extinguir fuegos de tipo A, B, y C. Clase A: para tipos de fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón, plástico, etc. Clase B: tipo de fuego donde el combustible es líquido por ejemplo aceite, gasolina o pintura. Y clase C: fuegos donde el combustible son gases como el butano, propano o gas ciudad.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email