“Un testigo protegido no proporciona chismes, aporta pruebas concretas”

  • Abogado, Augusto Vargas Fernández
  • Opinión del especialista ante develación de presunta existencia de caso de corrupción “intocables de Maynas”

 

Viene concitando la atención ciudadana una versión de un testigo protegido respecto a actos de corrupción que habrían ocurrido en la gestión pasada de la Municipalidad Provincial de Maynas. Sus presuntas declaraciones se vienen difundiendo por medios virtuales.
Para conocer un poco más sobre el papel de un testigo protegido, debido a que el caso mencionado habla de personajes locales que estarían siendo investigados por formar parte de los “intocables de Maynas”, puesto que habrían cometidos delitos contra el Estado a través de la comuna provincial.
Al respecto y por tratarse de un delicado tema que como es de conocimiento público, la corrupción en el país viene dando desagradables sorpresas, el doctor Augusto Vargas Fernández nos ilustra sobre este tema y da algunas apreciaciones personales con su característica rigidez.
“Vivimos estos tiempos complicados donde tenemos un sector de un ministerio público que pretende utilizar instrumentos de los regímenes fascistas y totalitarios, en la que se investiga sin que la persona se entere, se piden medidas drásticas sin fundamentos necesarios”, para empezar vertió su opinión sobre la coyuntura en temas de investigación sobre casos de corrupción en general en el país.
Se refirió a la figura legal de un testigo protegido diciendo que es un informante. “Es una persona que ha sido testigo de un hecho criminal y en consecuencia conoce elementos de la forma en que se han producido esos hechos, por eso es testigo. Y es protegido porque sus conocimientos pone en riesgo su seguridad, el Estado decide protegerle y no menciona su nombre, le da una clave. Pero un testigo protegido no proporciona chismes, aporta pruebas concretas”.
Así en relación a lo que viene circulando por vía virtual sobre a quienes un testigo protegido se refiere a los “intocables de Maynas”, precisó, “seguramente la policía ha considerado sus declaraciones, pero eso lo tiene que ratificar un juez. Aunque no puede ser testigo protegido alguien que dice: existe una organización criminal que encabeza la ex alcaldesa de Maynas, esas son calificaciones jurídicas no son hechos. Testigo es quien ha visto un hecho, quien aporta pruebas. Las circunstancias en que se ha producido. Este supuesto testigo habla generalidades, No aporta nada”.
Tengo la sospecha que esto se ha hecho con una finalidad. El testigo bamba ha dado todos los teléfonos de todas las personas, y para con ello solicitar interceptación telefónica. Sin embargo, el Estado protege la privacidad de las comunicaciones.
Se puede suspender el derecho a nuestra privacidad, pero debidamente fundamentada. “En este caso no hay ninguna razón fundada. Entonces un chisme no es un motivo para iniciar una investigación”.
Consideró que las personas mencionadas por el supuesto testigo protegido, deberían presentarse al Ministerio Público y pedir información, sobre la investigación que les están realizando sin su conocimiento y ejercer su derecho a la defensa en caso estén siendo investigados. “El testigo tiene la obligación de decir la verdad y si no lo está haciendo que se atenga a las consecuencias que harían los agraviados”.
Criticó el desempeño de los fiscales encargados de la investigación, “cómo pretenden llegar a profundidades si tomo un testigo, se hace público y se muestra vulnerable, totalmente. En qué queda la investigación?
(Diana López M.)

Comments are closed.