Un día especial

La educación básica especial en nuestro país se creó para aglutinar a niños, niñas y adolescentes que por cuestión genética nacen con características especiales lo que en el transcurrir del tiempo y con la técnica pedagógica aplicada, los convierte en personas que desarrollan sus diferentes habilidades para llegar a valerse por sí mismas.

Y es que todos los 21 de marzo se celebra el Día Internacional del Síndrome de Down, por lo que ayer delegaciones estudiantiles de colegios especiales realizan actividades internas como también visitas guiadas a diversas entidades públicas y privadas.

Esta fecha fue motivo para recordar que el Síndrome de Down es un accidente genético que se produce antes del nacimiento, cuando el cuerpo del bebé está formándose. El cuerpo humano, al igual que el de todos los seres vivos, está compuesto por millones y millones de células.

Las células son tan pequeñitas que solo se pueden ver a través del microscopio. Todas las células tienen estructuras aún más pequeñas llamadas cromosomas en las cuales están agrupados los genes.

Los genes son los responsables de las características que heredamos de nuestros padres, como el color de ojos, piel, el tamaño y otros rasgos físicos. Los genes también pueden definir nuestra capacidad de aprendizaje y el tipo de cosas para las que tenemos más habilidades.

Sobre cómo se produce el Síndrome de Down, tenemos que la mayoría de personas tienen 46 cromosomas en cada una de sus células, 23 de la madre y 23 del padre. Esa es la razón por la cual usted puede tener el color de ojos de su padre y la sonrisa de su madre.

Las personas con Síndrome de Down tienen 47 cromosomas y no se sabe por qué sucede esto. Este cromosoma extra, ubicado en el par número 21, es lo que provoca el Síndrome Down, accidente genético al que también se le conoce como Trisomía 21.

Las personas con este síndrome tienen una apariencia distinta a la de otras personas: ojos almendrados, cuello corto, manos regordetas gruesas, baja estatura. Suelen tener dificultad para expresarse verbalmente y tienen una gran facilidad para comunicarse, hacer amigos y expresar sus emociones. Sin embargo, como todos, es un ser humano con características propias, y sus gustos y habilidades dependen del medio en que se desenvuelven y de la educación que reciban, que del cromosoma 21 extra que los acompaña. No son personas especiales, simplemente son diferentes.

Comments are closed.