Tras intensa búsqueda río entrega restos de menor ahogado

  • Madre puso toda su confianza en Dios

Nunca perdió la confianza en Dios. Delia Salvith Luna Macuyama, madre del menor de 14 años con habilidades diferentes, quien se encontraba  en calidad de desaparecido en aguas del río Nanay, por fin apareció la tarde del domingo último, ahora sí podrá darle cristiana sepultura.

Fueron los mismos vecinos del pasaje “San Pedro y San Pablo”, quienes provistos de redes para pescar y botes de madera, emprendieron la búsqueda con el apoyo de los guardacostas de la Marina a quienes habían solicitado su ayuda.

Los restos del adolescente salieron a flote ayer cerca de las tres de la tarde y fueron los familiares, vecinos y guardacostas quienes visualizaron al adolescente en el mismo lugar donde se había caído al río.

Al lugar llegó personal policial y los representantes del Ministerio Público para el levantamiento del cadáver y su traslado a la morgue central. Según las primeras investigaciones, el menor de 14 años habría perdido  la vida tras presentar una descarga eléctrica al momento de caerse al río, ya que debajo del agua hay postes de luz con energía eléctrica.

“Mi hijo sabía nadar y era ilógico que no se ahogue, cuando se volteó su canoa, ya no salió más: Él era un niño especial y lo único que quería era que el río me lo devuelva para poder enterrarlo, Dios escuchó mis súplicas”, dijo Salvith Luna, madre del menor.

Russel Norberto cayó a las aguas del río Nanaya luego que el bote de madera en donde se trasladaba se volteó tras chocar contra una quiruma. Tuvo que pasar más de un día para que los restos del menor salgan a flote y sea rescatado por sus familiares.

(C. Ampuero)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email