Terrible situación del Centro de Salud de Jeberos

  • Murió un niño por falta de focos que calienten la cuna especial.
  • No cuentan con agua y condiciones son inadecuadas.
  • A la grave realidad se suman hechos de presunta corrupción. 

Documentos, audios y videos enviados desde la localidad de Jeberos, distrito que aún permanece en el cordón de pobreza y extrema pobreza de Loreto, testimonian la dramática situación existente en el Centro de Salud. Desde el año pasado los pobladores han venido lanzando una alerta solicitando inmediata atención, pero nadie les escucha.
Incluso hasta hace poco que ha muerto un niño de 28 semanas quien no pudo ser colocado en la cuna especial porque ésta no contaba con los focos necesarios; tampoco las autoridades de la Red de salud de Alto Amazonas, han tomado el asunto en serio.
“A pesar de recibir presupuesto del SIS acá no se implementa el centro de salud, la vez pasada llegó un paciente quemado y no se contaba con los insumos y ni siquiera con el licenciado responsable. Días después se muere un niño por no tener condiciones básicas. La directora actual de la red Telma Ríos Cachique, debería tomar acciones”, apuntan.
Y según documentos firmados por pobladores de Jeberos y trabajadores del centro de salud, el asunto no solo sería de falta de implementación al centro sino también que habría presunta corrupción por lo que piden a las autoridades competentes para que intervengan. Además, de realizarse los trabajos bajo un clima laboral bastante conflictivo entre algunos trabajadores. Existen audios donde incluso se escucha que personal de ese centro -menciona a un licenciado- quien habría falsificado firmas de algunos trabajadores y fraguado documentos en el gasto de presupuesto enviado para el funcionamiento del centro de salud de Jeberos. Y que luego, misteriosamente esos documentos habrían desaparecido.
El actual director ejecutivo de la red de salud de Yurimaguas, José Escalante Paredes, hace rato que debería dejar su escritorio y partir hacia Jeberos para ver in situ dicha problemática. Igual mencionan que los trabajadores Anthony Panaifo y el jefe de personal Paolo Acuña, pondrían en riesgo la salud pública al suprimir el acceso a la energía eléctrica, especialmente para la sala de emergencia y mantener una relación conflictiva con los profesionales y técnicos de la salud.
“El obstetra Percy, encargado del SIS en la red, llega el 26 de marzo a Jeberos y recibe quejas de los compañeros de periferia en cuanto a que el licenciado no les estaba dando presupuesto, porque supuestamente tenía una orden de la red para que él disponga del presupuesto, y cuando se le dijo esto al obstetra él desmintió al licenciado. Cuando el obstetra le pide los documentos del presupuesto ¡oh! sorpresa el licenciado estaba falsificando firmas de los compañeros de periferia en la rendición del presupuesto”, declaran.
Sería urgente y oportuno que se instale una auditoría en el mencionado centro de salud para que toda la verdad salga a luz. Pero mientras ello ocurre, lo indispensable es que se dote de baterías para las cunas de los niños recién nacidos, así como de energía y agua al centro de salud de Jeberos, para que no haya más muertes innecesarias e inaceptables.

Comments are closed.