“Tenemos que prevenir el delito contra la salud pública”

  • Sostuvo perito odontológico del Ministerio Público

El cirujano dentista Roger López Sánchez, perito odontológico de la División de Medicina Legal del Ministerio Público, indicó que el operativo inopinado registrado la mañana de ayer en la calle 5 del distrito de Belén tuvo como objetivo prevenir el delito contra la salud pública, en la modalidad de ejercicio ilegal de la medicina y los delitos contra la administración pública en la modalidad de delitos cometidos por particulares, sub modalidades de ejercicio ilegal de profesión.
«Hemos encontrado en estos consultorios clandestinos a personas que estaban atendiendo a dos pacientes, este personal no tiene ninguna capacitación ni título profesional para poder atender a estas personas quienes llegaron incautamente a estos lugares. Por ejemplo, los pacientes desconocían que estos señores que les atendían no eran profesionales, habían aparatos que generalmente no deben usar, como equipo de extracción, equipo de monitoreo, equipo de resinas y los más lamentable es que atendían en una condición realmente desastrosa, no había condiciones de bio-seguridad y con una higiene completamente mala», precisó el perito odontológico.
Y efectivamente, durante las inspecciones, encontraron que estos establecimientos no contaban con Licencia Municipal de Funcionamiento, ni autorización del Ministerio Salud, el consultorio dental que poseen no contaba con las condiciones de bio-seguridad para la atención de los pacientes, así como también normas de espacio de muebles e inmuebles de atención dental, no contaban con equipos de esterilización y desinfección, no contaban con agua continua y no tenían sistema de desagüe.
Los intervenidos no contaban, además, con título profesional y/o técnico y/o título universitario y mecánico dental, ya que los trabajos que realizan lo aprendieron de forma empírica poniendo en riesgo la vida de las personas que acuden al lugar.
Finalmente, el representante del Ministerio Público exhortó y recomendó a los intervenidos se abstengan de realizar el ejercicio ilegal de la medicina y del delito del ejercicio ilegal de profesión, a fin de que no se ponga en riesgo la vida, integridad física de las personas que acuden como pacientes y que a su vez contribuirá a la prevención de los delitos antes mencionados en salvaguardar la salud de la población.
(C. Ampuero)

Comments are closed.