– ¿Hasta cuándo cambiará el preocupante panorama de ese nosocomio?
– Han hecho pedido de un equipo de absorción de gases y hasta la fecha no les entregan.IMG_7247
Ingresar al hospital Iquitos y conversar un poco más detenidamente con los trabajadores, resulta encontrarse con toda una «caja de pandora». Siempre saltan necesidades y carencias básicas que hace años han debido ser resueltas, pero por falta de un presupuesto significativo y sobre todo, sostenido, no se logran los cambios esperados. Muchos que aman su trabajo al interior del nosocomio, sueñan con que la próxima autoridad regional los atienda mucho mejor, presupuestalmente hablando.
Ayer, el doctor Renzo López mostró cómo en el ambiente de las autopsias se encuentran detenidos los tejidos que hace tiempo ya han sido evaluados, mas no pueden ser destruidos porque no existe un incinerador. «Al costado está todo roto el incinerador que hace años el ex director Wagner Terrones, quiso mandar arreglar. Es decir, daba miles de soles supuestamente para arreglarlo y nunca se vio nada de arreglo, ahora está ahí botado. Es por ello que no se pueden incinerar todos estos tejidos que ya expiden malos olores por los insumos que se les echa.
Otra forma en que se ha estado sacando dinero del hospital, es concerniente a supuestos arreglos de esta cámara de frío, donde antes se colocaban los cadáveres. Esto en la época de Ciro Torrejón, también se dio miles de soles y no arregló nada, aquí sigue malograda. Es decir, a veces hay necesidades en el hospital que más bien les sirven a otros de pretexto para sacar partidas presupuestales», señaló López.
Por su parte, el tecnólogo Gerardo Ramírez, es el único trabajador que hace las tareas de ver los tejidos y otras pruebas para corroborar si una persona tiene alguna afección mortal o no. Trabaja seis horas al día absorbiendo insumos tóxicos y solo gana mil soles al mes, incluso tiene que hacer labores administrativas a falta de una secretaria.
«En estos momentos hay un cierto retraso en los insumos, yo solo trabajo acá y tengo que ver todo el procedimiento, es decir; la recepción de la muestra, la rotulación, el manejo en sí, el archivamiento. Incluso hago lo que debería hacer una secretaria o por lo menos tendría que compartir labores con otro tecnólogo, pero no contratan, según dicen por falta de presupuesto.
Yo hago acá algunas pruebas de manera manual, cuando por bioseguridad deberíamos contar con un equipo de plataforma de inclusión y un sistema de extracción de gases. Trabajamos con insumos sumamente tóxicos y cancerígenos, acá los percibimos y estamos expuestos al formol y otros productos altamente nocivos», expresó el joven tecnólogo agregando que desde el año 2012 vienen pidiendo, con documentación de por medio, que les den presupuesto para atender todo lo necesario recibiendo por respuesta que no hay dinero para ello. Una lástima.