TAMSHI confía que Sala de Apelaciones revertirá sentencia de primera instancia

Empresa considera que es víctima de error judicial.

TAMSHI lamenta la sentencia emitida por el juez de primera instancia del Juzgado Unipersonal de Maynas, Hesbert Benavente Chorres, por la supuesta comisión del delito de tráfico ilegal de productos forestales maderables durante los años 2012 a 2014, contra Rubén Espinoza (ex trabajador de la empresa TMF Perú, que prestaba servicios de Contabilidad y Gerencia) y ex-trabajadores de medio y bajo rango de la empresa Cacao del Perú Norte, Ernesto Vega y Giovanny Cubas.
Muchos errores fueron comunicados durante los últimos días, alimentados por intereses contrarios a una de las empresas formales más importantes de Loreto. Queremos aclarar algunos hechos importantes:
1) Este fallo es de primera instancia, no es una sentencia definitiva como se está comunicando en algunos medios, dicha decisión del juez será apelada.
2) Es importante resaltar que TAMSHI no es imputado en este supuesto delito. Fue agregado, años después del inicio del caso, como tercera civil solidaria como parte de la estrategia del fiscal para intentar obtener dinero, ya que los imputados son personas y se supone que TAMSHI tiene fondos suficientes a pesar que nunca ha generado beneficios. Esta situación podría tener consecuencias muy dramáticas para el futuro de la empresa y de las 2,500 personas que dependen económicamente de TAMSHI hoy día.
3) Las personas imputadas nunca fueron empleados de TAMSHI. Es falso que sean empleados actuales de TAMSHI SAC. El principal imputado era el representante de TMF Perú, la empresa que prestó servicios de Contabilidad y Gerencia en esa época y, los otros dos son ex trabajadores de medio rango de Cacao del Perú Norte. Ellos cesaron sus actividades con Cacao del Perú, respectivamente, en 2013, 2014 y 2015. TAMSHI nació en el año 2018.
4) Este caso no se refiere a la supuesta tala ilegal como lo afirma el fiscal Alberto Yusen Caraza Atoche en los medios de comunicación. Se trata de un caso de supuesta comisión del delito de tráfico ilegal de productos forestales maderables. Delito que el fiscal ha cambiado después de que la Corte Superior de Loreto desestimó y archivó la acusación de tala ilegal en el año 2017.
5) No hubo tala ilegal de madera por lo siguiente:
a. La actividad de preparación de terrenos del fundo fue declarada LEGAL en 2017 por la Corte Superior de Justicia de Loreto mediante Resolución N° 12 (expediente N° 740-2014-66) quien declaró en calidad definitiva de cosa juzgada que la tala de madera cuestionada no constituye un acto ilegal ni delito ambiental.
b. Los terrenos agrícolas de la empresa fueron titulados en 1997 por el Proyecto Especial de Titulación de Tierras (PETT) de conformidad con el Decreto Legislativo 838 para fines agropecuarios, del cual se concluye que las tierras del Fundo Tamshiyacu son de aptitud agraria y no requieren cambio de uso de suelo.
6) La sentencia de primera instancia va a ser apelada por lo siguiente:
a. El Ministerio Público no aportó ninguna prueba para sustentar la supuesta comisión del delito de tráfico ilegal de productos forestales maderables. Ello por la simple razón de que TAMSHI nunca comercializó madera, es una empresa productora de cacao.
b. Desafortunadamente, el caso se ha sustentado principalmente en una campaña de presión mediática fuerte.
c. Los montos de reparación civil solicitados vienen de un expediente del antiguo caso que fue archivado en el año 2017, y 80% de este monto puesto por el fiscal no es el supuesto valor de la madera, pero si un costo de “reforestación”, sin tomar en cuenta que el Fundo TAMSHI ya está totalmente verde y sembrado con millones de árboles nativos.
7) TAMSHI no tiene vínculo alguno con Dennis Melka. Al contrario, los nuevos dueños de TAMSHI condenan la mala administración anterior y tienen juicios contra Melka. Como empresa intentamos rescatar a todos los empleados y pequeños agricultores de Fernando Lores. Proponemos planes de conservación (Reserva TAMSHI) y restauración ambiental del proyecto que superan las normas vigentes para dar sostenibilidad social, ambiental y económica al proyecto. Cada vez se demuestra que es imposible tener un diálogo global y constructivo para solucionar una situación complicada y desarrollar soluciones positivas juntos.
8) Nadie tuvo el valor, o los conocimientos técnicos suficientes, para solucionar este problema. Estamos reforestando zonas de purmas, creando sostenibilidad y generando un gran y positivo impacto social. ¿Quién va a hacerlo? ¿Quién quiere hacerlo con nosotros? Hacer campanas de difamación es fácil, pero solucionar un problema social en Loreto no lo es:
a. 2,500 personas dependen de los empleos directos e indirectos en Loreto, una de las regiones más pobres del mundo donde no hay trabajo formal;
b. La regeneración natural de zonas de purmas toma 100 años – TAMSHI propone hacerlo en 5-10 años para luchar contra la agricultura migratoria. Se puede ver en las imágenes satelitales del Fundo de 2019 los resultados.
9) Además, es sorprendente que el fiscal o el procurador desde 2013 no han hecho nada contra Melka. TAMSHI ha propuesto ayudar a las autoridades pero nadie realmente está interesado en ir contra Melka o su brazo derecho en Perú, TMF Perú. ¿Por qué? ¿Por qué estas campañas de hostigamiento judicial y campañas agresivas de noticias falsas solamente enfocadas contra la empresa cuando el principal interesado no ha sido tocado? El único resultado es que las víctimas colaterales van a ser los 2,500 pobladores de Loreto, que trabajan para salir de la extrema pobreza en la que viven.
Esperamos que esta decisión injusta y desproporcionada sea revertida por la Sala Penal de Apelaciones de Iquitos, la misma que ya ha señalado con calidad de cosa juzgada, que la empresa TAMSHI no ha realizado actos de tala ilegal en el fundo Tamshiyacu.
TAMSHI es una empresa agrícola dedicada a la producción del cacao más fino del Perú, no tiene, y nunca ha tenido, ninguna actividad de comercialización de madera. TAMSHI, y los pequeños agricultores de su programa PAPEC, han sembrado más de 2 millones de árboles nativos en zonas afectadas por la agricultura migratoria.

One thought on “TAMSHI confía que Sala de Apelaciones revertirá sentencia de primera instancia

  1. La verdad que los jueces corruptos no han querido investigar es que los titulos son falsos basta cruzar los DNI de los que vendieron sus lotes con la fecha 1996 cuando se titularon esas tierras el MINAGRI Titula el Suelo no el Subsuelo que sigue siendo del estado Cacao del Norte al remover el suelo o capa superior dejo expuesto el sub suelo por lo cual destruyo lo que supuestamente le habian titulado, el Reglamento CUM es obligatorio para todos los que tienen Titulos asi como el permiso de desbbosque que se obtiene de SERFOR antes INRENA y se paga los derechoos lo que nunca hizo la empresa el cuento de compra de predios se ha practicado como estrategia en otros paises para evitar la certificacion ambiental lamentablemente en los 08 años de corrupcion del Pelacho reinaron los delincuentes y los jueces y fiscales se enriquecieron donde se ha visto que viene un extranjero prepotentemente ingrasa al Peru deforesta y vende en la bolsa acciones con el cuento del CACAO por mas que la Chola se cambie de Calzon el delito se ha cometido los nuevos dueños siguen el juicio por que los estafaron echarle la culpa a trabajadores es ingenuo como si no hubieran controlado el ingreso y salida han blanqueado madera y punto