Un día después

Se esperaba que el proceso eleccionario luego del día de la votación continuara en tranquilidad, pero no fue así. Lamentablemente, ayer se reportó de tres lugares de la región: Lagunas (Alto Amazonas), Bretaña (Requena), así como en Trompeteros (Loreto-Nauta), donde una parte de la población encolerizada quemó material electoral y ánforas.
Estos incidentes donde solo hubo daños materiales, según nos señalaron, se dieron por la duda respecto a los resultados, pues miembros de agrupaciones perdedoras no aceptaron esa condición. Las investigaciones deben determinar responsabilidades porque es un acto que atenta además contra las libertades y el derecho de las personas e instituciones afectadas.
Lo que determinarán en las próximas horas las autoridades respectivas será la validez o no del proceso en estos lugares, pero parece que las actas lacradas fueron salvadas, por lo que no se anularía el proceso eleccionario en las zonas antes mencionadas.
En el caso de la ciudad de Requena la protesta se daba anoche en el frontis del Jurado Electoral Especial. La gente concentrada en el lugar arengaba contra un presunto fraude electoral. En las próximas horas se irá aclarando lo sucedido.
Es importante que las investigaciones lleven a determinar las razones de la protesta de la gente y de pronto esto pueda ayudar a mejorar las acciones previas a una elección. Los reclamos de posibles fraudes deben atenderse para solucionar de raíz. Y en caso de ser infundados, se apliquen las sanciones del caso a los responsables.
Una de las preocupaciones, no de ahora, sino desde varias elecciones pasadas son los “votos golondrinos”, que las autoridades competentes ya han tenido el tiempo suficiente para implementar una estrategia que reduzca a su mínima expresión esta especie de sacada de vuelta a la voluntad popular. Hicieron algo, pero no es suficiente, al parecer.
Si bien el día de la votación se impuso la tranquilidad requerida, un día después se presentaron los casos mencionados, que las autoridades deben atender con prontitud, creemos que convocando a los líderes de las agrupaciones cuya militancia protagoniza estos hechos de reclamos, a fin de que prime la cordura y el reclamo por el debido trámite.
En tanto se decía que anoche al promediar las 11 pm. ya se conocerían los resultados de las Elecciones Regionales y Municipales. A la hora de la distribución de nuestro diario, quizás ya tengamos el 100% del conteo de votos por parte de la Oficina de Procesos Electorales.

Un día después

Sucede que en muchos temas en nuestro país y región, reaccionamos un día después, aunque esto es relativo ya que puede ser un día después, o varios días después. Eso en alusión a que todo nos damos cuenta de lo mal que hacemos cuando ya pasaron las cosas, y no cuando se está planificando para subsanar vacíos.
Desde el sábado han sido los días que quizás muchos funcionarios del INEI no querrán anotarlo en su agenda, y lo que se selló con la renuncia del jefe máximo de esta entidad que solita se dedicó con unos 170 millones de soles a organizar el Censo 2017, con toda la tecnología actual al final vemos un fracaso.
Parecía que muchas falencias iban a ser superables, pero se está evidenciando que un número por determinar de familias y ciudadanos no han sido censadas. Entonces los resultados serán dudosos. Lo mejor sería sincerarlos y arrojar en las cifras sobre cuantos censados tendremos las estadísticas donde deben aparecer los no censados.
De esa forma pensamos que no nos engañaremos solos y lo que se pueda planificar luego del informe final del INEI tenga en cuenta esos aspectos. Y es que mucha gente está saliendo a decir que no fueron censados y si la cobertura es lo que se debió tener muy bien trabajada.
Así podemos darnos cuenta que la organización del Censo debió ser responsabilidad de varias entidades, una especie de colegiado, de tal forma que el INEI cubriera la parte técnica del trabajo y con el respaldo de otras entidades del colegiado, por ponerle un nombre, ver también la parte logística, seguridad, distribución de material, traslado, etc.
Esto que nos está pasando como país lo observamos sonrojados porque hay mucha gente con responsabilidad política – social ve al Censo y analiza mirando de lejos, como que no tuvieron nada que ver; más aún el Congreso de la República que días después de la actividad llama a pedir explicaciones.
Y por qué no se pidió explicaciones antes?. Obvio que está bien que lo hagan, pero lo ideal hubiera sido exigirlo antes, para informarse de toda la organización y dónde estaban los puntos débiles que pondrían en riesgo todo un proceso.

Un día después

Parecía que la protesta se iba a desbordar en la zona del distrito de Yaquerana-frontera con Brasil, específicamente en la localidad de Colonia Angamos, hasta donde habían llegado pobladores de varias comunidades para recibir gustosos al gobernador regional de Loreto, pero llegó en su representación el gerente de Desarrollo Social, lo que motivó un rechazo.
El gobernador no pudo venir, era la explicación, pero los más de 60 matsés se pusieron agresivos y exigieron su llegada al funcionario que lo representaba, caso contrario le impedirían su salida de la zona. Momentos antes de ese día sábado ya habían expulsado al gerente de la Sub región, quien fue embarcado en una avioneta de la fuerza aérea de regreso a Iquitos.
Esta es una escena que podría replicarse en algún otro poblado de nuestra región Loreto, al margen de los problemas que ya se conoce de las cinco cuencas en la zona petrolera, otros lugares de nuestra región tienen exigencias postergadas de atención, y ante el menor desfase de una visita no concretada se dan estallidos de protesta.
Por eso la llegada del gobernador un día después de los reclamos, sirvió en principio para que la autoridad regional se reivindique con nuestros paisanos loretanos de esas poblaciones alejadas, que creyeron les estaban mintiendo sobre la agenda retrasada de Lima que cumplía la autoridad.
Al día siguiente llegó la autoridad regional a la localidad de Colonia Angamos, siendo recibido con gran interés por parte de los moradores, quienes se mostraron contentos tras el diálogo sostenido. Esto es una muestra del profundo deseo de las poblaciones alejadas de la capital loretana, para conversar con sus autoridades, y ante cualquier cambio de lo programado, reaccionan con violencia.
Es el retrato del cansancio de los pobladores, de esperar por meses y por años desde gestiones anteriores que los atiendan en sus necesidades más urgentes y en algún momento tenía que trascender. Lo importante de esta experiencia es que sirvió para enterarnos de las gestiones concretas en beneficio de esta zona fronteriza como la buena pro para el mejoramiento y mantenimiento de la carretera Colonia Angamos (río Yavarí) a Jenaro Herrera (río Ucayali), así como el mantenimiento de la carretera Matanza-Requena.
Es importante incidir en el tema de las carreteras para la conectividad interna en nuestra región Loreto, además como una alternativa en transporte sea para pasajeros y carga. Y se tiene que reconocer que con pocos recursos varias de las actuales gestiones, no todas, se esmeran en hacer realidad sus proyectos.