Plan Monumental

Hace unos días, la decana del Colegio de Arquitectos de Loreto, Gabriela Vildósola Ampuero, ha llamado la atención sobre la importancia de contar con un Plan Maestro para la zona monumental de Iquitos, donde no solo involucre el patrimonio cultural, que es su objetivo final, dice implica el desarrollo de la zona en el aspecto económico, social, cultural, los espacios públicos, las vías públicas, las actividades culturales.
Estas declaraciones las dio en el marco del Día Internacional de los Monumentos y Sitios que celebra la UNESCO todos los 18 de abril. Por esta fecha, dijo que se propició un espacio de reflexión sobre el Patrimonio cultural. “Sobre lo que estamos haciendo para salvaguardar, conservar el patrimonio de toda la humanidad”.
En realidad a todos nos debe interesar este tema como un deber ciudadano, puesto que es parte de nuestra historia, es nuestro presente y bien trabajado puede y de hecho es una gran atracción para el rubro turístico, que al fin de cuentas nos beneficiará a todos. Lo tenemos ahí, pero todavía no le damos el valor que merece.
La arquitecta, nos ha recordado que ya han pasado 30 años desde que se declaró Patrimonio Cultural de la Nación a más de 85 inmuebles que tenemos en la zona histórica de Iquitos y que además se ha declarado una Zona Monumental de la que justamente estamos refiriendo, que es el espacio donde se ubican las edificaciones de la época del caucho. Una parte de nuestra historia que aún se escribe y se va descubriendo más.
El perímetro de la Zona Monumental es desde el Río Itaya (antes Río Amazonas que pasaba por el Malecón), está la calle Moore, calle Távara West, Dos de Mayo y Palcazu. Todo un área que debe ser mejorado y puesto a la vista de quienes habitamos en esta ciudad capital de Loreto y de los visitantes en general.
La normativa del Patrimonio Cultural de la Nación establece que debe haber un Plan Específico para la Zona Monumental. En este caso por ubicarse en el distrito de Iquitos que es jurisdicción de la provincia de Maynas, le corresponde a la comuna provincial su preparación, que entendemos vienen trabajando en este tema. El asunto es cómo ir socializándolo y haciendo que más entidades, organizaciones o ciudadanos se interesen en contribuir con este trabajo de gran proyección.
Creemos que es el momento de hacer que esto del Plan se haga una realidad y que haya responsabilidades compartidas, es que no es posible tampoco que estemos esperando todo de una entidad pública, cuando como ciudadanía organizada también podemos aportar con ideas y hasta con trabajo voluntario. No es un tema solo de responsabilidad de una gestión, sino, es un compromiso como nacidos y habitantes de esta hermosa tierra. Veamos cuántos nos apuntamos.