Liberan a gerentes de empresas contratistas

  • Pagaron 80 mil soles por liberación

Fueron liberados. Tras la retención desde el sábado pasado por un grupo de personas pertenecientes a la Federación Wampis del Perú- FENAWAP, los tres gerentes de las empresas contratistas Oasis, PP Morona y Barbadilla, fueron liberados. Todo esto se produjo luego de haber sido conminados a suscribir un acta para realizar un pago de 80 mil soles para su liberación y asumir el compromiso de retirar a sus empresas en un plazo no mayor de siete días de los campamentos donde vienen realizando sus labores de limpieza y remediación en el Km 206 del Oleoducto Nor Peruano.
En un comunicado la empresa Petroperú informó que las negociaciones con la Federación Wampis del Perú- FENAWAP duraron dos días. Sin embargo, según el comunicado indica que esto genera una clara obstrucción a los trabajos de remediación y limpieza que se viene realizando en la zona.
Como se recordará, estas personas fueron retenidas en la comunidad de Mayuriaga, distrito de Morona y se convierte en el corolario de una serie de conductas extorsivas por parte del presidente de la FENAWAP, quien exigía 300 mil soles a estas contratistas para permitir la continuidad de los trabajos, sumadas a las amenazas de toma de campamentos de PETROPERÚ y sus contratistas y a la exigencia de contratación del personal que ellos decidan, en perjuicio de las personas de las comunidades que ya vienen trabajando en las labores de limpieza y remediación.
El mismo comunicado señala que Petroperú ha realizado las denuncias correspondientes por extorsión agravada y ha solicitado a la sub prefectura del distrito de Morona las garantías para salvaguardar la seguridad de los trabajadores que vienen laborando en dicha contingencia, las que permitirían continuar y concluir con las tareas en el Km 206 del Oleoducto Nor Peruano.
El comunicado de Petroperú finaliza con un llamado a las autoridades comunales de Mayuriaga y a la FENAWAP para que no tomen este tipo de medidas de fuerza que ponen en riesgo la integridad de las personas y dificulta las labores de limpieza y remediación en este lugar.
(C. Ampuero)