93 años del APRA

A propósito de la fundación de la Alianza Popular Revolucionaria Americana.

Por: Edgar Valdivia Isuiza

«Muchas veces estuve solo. Muchas veces supe de la tremenda realidad de la incomprensión y del olvido. Pero no desmayé nunca. La decisión de vencer, detenida por todos los obstáculos, no me abandonó un solo día. Me había propuesto que el Partido surgiera vencedor del olvido, de la ignorancia, del pavor, de la desorganización. Y el Partido insurgió poderoso…. El aprismo es hijo de la voluntad que encarnó en el dolor de un pueblo, engendrando en él una fuerza orgánica y poderosa que habría de servirle de instrumento vital para alcanzar la justicia…. Con la alegría profunda de los luchadores fuertes, con la convicción de nuestra gran causa, con la decisión de vencer, seguimos adelante…Seamos dignos del pueblo y hagamos que el pueblo sea digno de nosotros». Víctor Raúl Haya de la Torre.

Zoila Rosa Guevara Cárdenas (QEPD), mi señora abuela materna fue la primera persona a quien escuché en sus palabras el nombre del APRA, era 1971, me aprestaba a iniciar los estudios secundarios en el Instituto Técnico Industrial «Julio C. Arana» N° 07 (ITI), antes Politécnico Regional del Oriente (PRO) ahora Instituto Superior Tecnológico Público «Pedro A. Del Águila Hidalgo». Hacia remembranza de muchas personas que radicaban en la localidad de Tamshiyacu, capital del distrito de Fernando Lores en la provincia de Maynas que habían abrazado la filiación aprista y sufrían persecución, tanto así que muchos de ellos llegaron a localidades de la selva peruana a guarecerse de la cruenta cacería de gobernantes dictadores de turno. La localidad de Tamshiyacu se había convertido en residencia de muchos apristas perseguidos, que mantuvieron el anonimato para evitar ser carne de la Policía del régimen. En el ITI, en aula contigua al que me correspondía en las tareas educativas daba clases de Taller en Electrónica el Prof. Wilson Ramírez Morí (QEPD), también oriundo de una localidad cercana a Tamshiyacu, hablaba de aprismo y de Haya de la Torre a sus alumnos en momentos de recreo y de cuando en vez se trasladaba a las aulas cercanas a la suya, entre ellas la mía, ahí empezamos a tomar conocimiento primigenio de la historia del movimiento estudiantil aprista, la Federación de Estudiantes Secundarios del Perú-FESEP, tanto así, que el tema lo tomanos en serio que hasta hicimos una protesta contra un docente que era Técnico de la FAP, que dictaba el curso de Prácticas en Talleres de Electrónica, acordamos no ingresar a sus clases hasta que la Dirección del ITI determinase su cambio por conductas antipedagógicas y de maltrato a los estudiantes. Varias semanas no ingresamos a clases del curso, al final lo cambiaron. El tema del APRA había prendido en nuestras motivaciones estudiantiles. Años posteriores y semanas antes de los exámenes de admisión a la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), en la segunda parte final de la década del 70 nos matriculamos en la aprista Academia Pre-Universitaria «Albert Einstein», 30 días fueron suficientes para afianzar nuestras identidades con el gran movimiento aprista, fuimos elegidos junto con otros estudiantes dirigentes del Frente Único de Postulantes (FUP). El trajinar infinito con las banderas del aprismo había comenzado.

Han trascurrido muchísimos años desde aquel diálogo casual con mi señora abuela, que no era militante del APRA, pero que sirvió de esencia para encaminar ms convicciones políticas y partidarias. Ahora 07 de Mayo del 2017 el APRA, el gran movimiento continental cumple 93 años, desde que en el lejano 1924,  en la Universidad Autónoma de México, el entonces exiliado joven político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre, hacía entrega a los estudiantes mexicanos de una bandera roja con letras y símbolos dorados con el mapa de la soñada Indo América, con un histórico mensaje, fundó el APRA. Muchos incrédulos de la época, pergeñaban que el acontecimiento era uno de los más que periódicamente promovían los politicastros peruanos de inicios del siglo XX para fosilizarse en la administración del Perú. No dudaban en afirmar que la actividad de la novísima organización política iba a durar el tiempo que podrían -según ellos- esfumarse las emociones de su fundador. Craso error, no entendieron que el APRA nacía a la luz de una Doctrina, de una matriz ideológica y una teoría económica de gran envergadura,  vislumbrándose como una organización de dimensión continental sustentada en el estudio de la dramática realidad política, social y económica que envolvía al Perú y a la patria continente.

El APRA emergía como una organización de gran arraigo popular para cambiar la dinámica y la forma de hacer política en el Perú y en los países de Indo América. Surgía un nuevo lenguaje, una nueva actitud colectiva, que interpretaba el sentimiento y el contexto vivencial de las gentes, se afirmaba un liderazgo construido al fragor de las luchas populares, nuevos escenarios se forjaban en pos del nuevo país y la gran patria continente que se avizoraba edificar bajo la conducción del Gran Frente Único de los Trabajadores Manuales e Intelectuales, para hacer frente al enemigo común de ese entonces que se apropiaba de las plusvalías nacionales. El Programa Máximo del APRA se convertía en instrumento orientador que visionariamente diseñara Víctor Haya de la Torre. Un esquema programático que direccionaba la lucha política para forjar la democracia con justicia social, que se resumía en el lema de combate: Pan con Libertad. Esta acción fundacional que marcó historia en Indo América fue una de las fuentes de donde bebieron muchos políticos de renombre y partidos de diversos países latinoamericanos. .

Este es el punto de partida para la formación del APRA. Víctor Raúl Haya de la Torre, fiel a su gran tarea de propagandista y organizador, en su infatigable trajinar para hacer realidad la gran tarea de reivindicación de los pueblos de Indo América, escribe importantes artículos de la doctrina que con mucha consistencia y solidez creativa e innovadora denominó aprismo. El APRA como movimiento continental crecía y se cimentaba.

Ahora, a 93 años de azarosa vivencia, con un largo y gran derrotero histórico, con un indiscutible legado en la construcción de la democracia social, con un país en proceso de estabilización y consolidación institucional, en un contexto de inserción e importante protagonismo internacional, el APRA se muestra como un importante referente de opción programática y de gobernabilidad en el mundo. A los miles de militantes apristas del Perú profundo que dieron su vida, sufrieron cárcel, destierro y martirologio al pregonar la causa aprista, por un mañana mejor para todos los peruanos, el gran homenaje y reconocimiento reflexivo, sincero y fraterno al celebrarse un nuevo aniversario  del APRA, que cada vez enraíza su perennidad en la conciencia de las nuevas generaciones, en la identidad de los ciudadanos que acrecientan su adherencia a postulados que están signados por convicciones y paradigmas de libertad y justicia a la luz de los profundos cambios políticos, sociales y tecnológicos del mundo. Nuevos horizontes se abren al influjo del trabajo y las oportunidades que forjan los peruanos. Corresponde al APRA afianzar ese esfuerzo colectivo. Las duras lecciones del pasado exigen a todos mucha madurez que salvaguarde y fortalezca la democracia como mecanismo vital de justicia y redistribución de riqueza. El Perú no puede retroceder a épocas aciagas. Es hora de avanzar.

 

EL DRAMA DE UN PUEBLO

A propósito del agua potable y desagüe de la comunidad de Alto Perillo-rio Ucayali

Por: Edgar Valdivia Isuiza

Cierto día el pequeño deslizador que nos transportaba aguas abajo de Contamana, navegaba por el caudaloso rio Ucayali, era la época de vaciante. Uno de los importantes afluentes del gran rio Amazonas, nos mostraba sus tranquilas aguas que de cuando en vez se agitaban con pequeñas olas al impulso de la natural brisa matinal. El brillo de las arenosas playas desestresaba las presiones citadinas y nos invitaba a un chapuzón al vuelo. Hasta que a lo lejos divisamos unas pequeñas colinas que en forma de desfiladero, asentaba a la antigua comunidad de Alto Perillo.

UBICACIÓN DE LA CASETA DEL GENERADOR ELECTRICO, EL MISMO QUE NO HA OPERADO DESDE SU INSTALACION
VISTA DE LA LOCALIDAD DE ALTO PERILLO

Volvíamos a Alto Perillo después de muchos años, la curiosidad nos embargaba por conocer cuanto había avanzado en su desarrollo urbano y en la calidad de vida de sus gentes. Arribamos al puerto d la comunidad, lo primero que observamos fue que el atracadero de embarcaciones distaba más o menos unos 5 Km del pueblo en si. Los sedimentos de la vaciante del rio Ucayali habían creado un amplísimo barrizal, que la comunidad explotaba para sus cosechas de arroz, maíz, maní y otros cereales de consumo en el mercado local y regional. Pero algo nos sorprendía, era la interminable hilera de hombres, mujeres y niños que en fila caminaban bajo el sol abrasador de la mañana que se cernía sobre los cuerpos, cargando baldes, tinajas y cuanto recipiente llenos con agua que recogían de los cauces del rio Ucayali.

Indagamos que es lo que había sucedido, toda vez que estaba en nuestro recuerdo que en el mes de septiembre del 2006, en una de sus primeras operaciones el Gobierno del Dr. Alan García mediante el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento a través del Programa Shock de Inversiones,  dispuso una transferencia de S/.27’334,331.00 millones al Gobierno Regional de Loreto (GOREL) para el financiamiento y ejecución de varias obras de agua y desagüe en 11 localidades urbanas y rurales del departamento de Loreto. Una de ellas era la que correspondía a Alto Perillo, que contaba con una asignación de S/.1’012,703.00 y que se orientaba a beneficiar con dichos servicios básicos a 703 personas. Pero, ¡oh sorpresa!, la obra fue ejecutaba pero no funcionaba ni había sido recepcionada por la Municipalidad Distrital de Pampa Hermosa, a cuya jurisdicción corresponde el poblado. Serias deficiencias y graves observaciones en la ejecutoria daban lugar que el sistema de agua y desagüe no funcionara y que con justa razón el Gobierno Local se opusiera a su recepción. Un nuevo elefante blanco aparecía como una maldición en el mismo corazón de la misma amazonia baja del Perú, donde abunda el agua, pero que por los avatares del destino pueblos y comunidades carecen del servicio.

Hasta que llegamos al mismo pueblo, que en ese momento desarrollaba una minga comunal para limpiar las malezas que invadíansus calles y realizar acciones de saneamiento. Nos acercamos a ellos para expresar nuestro saludo de visitantes y ante la pregunta de cajón sobre el agua, en coro y con gran energía manifestaron “que no sirve ni a dios ni al diablo”. El agente municipal nos mostro documentos oficiales, que fueron gestionadas y canalizadas por el Gobierno Local Distrital, corroboraban su fastidio y protesta ante el drama que vivían pese a la cuantiosa inversión  ejecutaba. Los documentos que a modo de denuncia y queja estaban dirigidos al Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento precisaban que la obra: “Construcción del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Alto Perillo” que esta ubicado en el caserío de Alto Perillo del distrito de Pampa Hermosa en la  Provincia de Ucayali de la  Región Loreto, con código SNIP Nº 14428, “se encuentra inconcluso en su ejecución, además de presentar deficiencias constructivas en la red de alcantarillado donde se han dejado de lado 02 cuadras estando previstas en el expediente técnico, la planta de tratamiento a la fecha se encuentra deteriorado y no esta operativa, la red de alcantarillado en varios tramos la tubería de desagüe se encuentra colapsada (no se tuvo en cuenta la cama de arena para evitar la presión de la tierra de compactación, que origina el aplastamiento total de la tubería, trayend consecuencias de que el flujo de las aguas servidas se detengan en varios tramos, en otros tramos la tubería está expuesta al nivel del suelo. Se hace mención que la obra no está ejecutada al 100%”.

CAMINAR MAS DE 10KM. PARA UN BALDE DE AGUA DEL RIO UCAYALI
TANQUE IMHOFF SEL SISTEMA DE ALCANTARILLADO EN MAL ESTADO DE CONSERVACION

“Respecto al sistema de agua potable, de igual manera no se ha ejecutado al 100%, siendo uno de los detalles más resaltantes que no se han realizado las pruebas para el uso de las aguas subterráneas más aun no se han realizado los análisis de la calidad de agua, en la viabilidad del perfil por parte de la OPI del Gobierno Regional de Loreto se dice que se va a construir un tanque elevado pero se ha ejecutado un tanque de concreto apoyado, y con esto varias viviendas no contaran con el servicio de agua potable, igual manera hay muchas familias que no se han colocado las conexiones domiciliarias”.

Observaciones concluyentes pero sin embargo hasta la fecha no han recibido atención ni del Gobierno Nacional  ni del Gobierno Regional de Loreto. Han transcurrido 6 largos años (27.09.2006) desde que se autorizo el desembolso, y mas de 4 años desde que se otorgo la buena pro a la empresa contratista por parte del Gobierno Regional de Loreto y hasta la fecha la comunidad de Alto Perillo acrecienta su drama de todos los días por la carencia del agua, especialmente en el periodo de Junio a Noviembre de cada año, época de vaciante del rio Ucayali.

Corresponde a todos la exigencia que se deslinden los ilícitos cometidos, pero también que se corrija los yerros operacionales, se subsanen las omisiones técnicas, presupuestales, legales y de ejecutoria gerencial, para que se concluyan las obras inconclusas que se vienen deteriorando y canibalizando en el tiempo, en la ruta de atender el clamor de comunidades históricamente postergadas, quienes también tienen derecho a la justicia social, que algunos ahora llaman inclusión social. Tomemos nota de dicho clamor.

Email: evaldivia87@yahoo.es, evaldivia87@hotmail.com

 

NUEVO LORETO: ¿UN PUEBLO OLVIDADO?

A propósito de una importante zona de la región Loreto.

Por: Edgar Valdivia Isuiza

Hace un buen tiempo personas durante mis reiteradas visitas a la ciudad de Contamana en la provincia de Ucayali, me comentaban insistentemente sobre una importante zona de la región Loreto, que atesora una gran riqueza de biodiversidad (Parque Nacional Cordillera Azul), un extraordinario potencial agropecuario y ventajas comparativas de carácter productivo que podría mejorar la situación socioeconómica de la población del medio, era el Alto Pauya, donde se asienta la comunidad de Nuevo Loreto y doce anexos (Flor de Café, Nuevo Chimbote, Alto Contamana, La Conquista, Nuevo Picota, Vista Hermosa, Pampas del Inca, Playa Hermosa, Tahití, Sangamayo y Flor de Selva), todos ubicados en el distrito de Pampa Hermosa. La zona está habitada por 5,402 personas y 675 familias, en su gran mayoría migrantes de diversas partes del Perú, un potencial humano que crece al calor de su coraje y perseverancia de todos los días. Nuevo Loreto, es una comunidad cuya ubicación es desconocida por la casi totalidad de sectores públicos de la región Loreto, y aunque no sorprende, por los politicastros de turno.

La comunidad de Nuevo Loreto, se ubica en la cuenca del rio Alto Pauya, sección de la Cordillera Azul, área limítrofe de la región Loreto con la región San Martin. Dicha Comunidad y sus anexos está estrechamente vinculada con la localidad de Shamboyacu (vía carrozable de 30 Km) y Picota, con cuya jurisdicción realizan sus transacciones de carácter económico y financiero. Insólitamente el Centro de Salud de Nuevo Loreto depende y es atendido por la Dirección Regional de Salud de San Martin, cuando la jurisdicción que le corresponde es la región Loreto.

Es el caso, que las autoridades de la localidad de Pampa Hermosa para fines de enlace y vinculación directa con la población de la comunidad de Nuevo Loreto, deben trasladarse a Contamana (región Loreto), desde allí partir en avioneta o movilidad fluvial hasta Pucallpa (región Ucayali) para luego por vía terrestre en ómnibus atravesar la región Huánuco para luego ingresar a la región San Martin y llegar a Picota, capital de  la provincia del mismo nombre. De la localidad de Picota por trocha carrozable, inaccesible en épocas de lluvias, partir con destino a la localidad de Shamboyacu (región San Martin) y desde ahí en camioneta rural recién partir por terreno pantanoso a la localidad de Nuevo Loreto. La travesía desde Pampa Hermosa, capital del distrito, desde de donde depende la jurisdicción, implica un promedio de 72 a 96 horas de viaje. Desde Pampa Hermosa, capital distrital (región Loreto) no existe conexión fluvial ni terrestre con la comunidad de Nuevo Loreto y sus Anexos. Los accidentes geográficos impiden esa conexión. Un verdadero vía crucis.

Anecdóticamente, el 11 de Febrero del 2008, en Tarapoto luego de la clausura de la IV Reunión del Consejo Interregional Amazónico, los centros poblados del valle del Alto Pauya (región Loreto) solicitaron la suscripción de un Convenio Marco de Cooperación entre los Gobiernos Regionales de Loreto y San Martin, asumiendo el Presidente Regional de Loreto Iván Vásquez que está en la obligación y es su responsabilidad atender las necesidades de los pueblos ubicados o que forman parte de su región, expresando su predisposición a suscribir los convenios que sean necesarios para dar solución a los prioritarios problemas que agobian a los pobladores del Alto Pauya, para lo cual encargo a la Subgerencia Regional de Alto Amazonas a realizar todas las coordinaciones y apoyos necesarios para consolidar los requerimientos de los referidos Pueblos, encargándose a la Municipalidad Provincial de Picota (región San Martin) a elaborar las fichas técnicas de los 13 caseríos de la zona en coordinación con la indicada Subgerencia Regional, pero que sin embargo, hasta la fecha, pese al tiempo transcurrido (4 largos años) no se tiene precisiones sobre al avance del cumplimiento de los compromisos suscritos. Además, la Municipalidad Provincial de Ucayali, que también es corresponsable de la atención a dicha jurisdicción, poca o ninguna importancia a otorgado hasta la fecha al vital problema de marginalidad y desconexión que sufre dicha importante jurisdicción loretana.

Para el colmo de males y en el extremo del desbarajuste, a fines del 2010, la población de la comunidad de Nuevo Loreto mostro su indignación  ante las autoridades municipales de la gestión anterior por el intento de inaugurar el servicio de agua potable, que adolecía de gruesas fallas operativas, expresando su masiva mortificación por tamaño atropello, lo que dio lugar a la suspensión de dicha ceremonia por la enérgica oposición popular.

El presupuesto institucional anual del distrito de Pampa Hermosa asciende al promedio de S/.3’758,787.00, monto que se empequeñece ante la dimensión de los problemas ancestrales que agobian a dicha importante área de la Amazonia Baja del Perú. Pero en dicho escenario de debilidades y amenazas, se antepone un conjunto de fortalezas y oportunidades que ha dado que en el lapso de los últimos 14 meses la comunidad de Nuevo Loreto y sus doce Anexos hayan logrado restituir aunque débilmente su identidad y pertenencia con la región Loreto. La principal fortaleza de la zona es la extraordinaria diversidad del hábitat natural. Según reportes de BirdLife International (http://www.birdlife.org/datazone/sitefactsheet.php?id=14918), las áreas conexas podrían tener la concentración más alta de diferentes tipos de hábitat de todas las áreas protegidas del Perú, lo que le otorga una importancia de primer nivel en lo que corresponde a la valoración de actividades económicas y productivas en zonas de tales características.

El nuevo ímpetu de sus autoridades locales está abriendo rutas para la gestión de proyectos de interconexión y conectividad comunicacional (carretera Nuevo Loreto-Shamboyacu, telefonía fija-móvil e internet), servicios básicos (agua y desagüe, energía eléctrica), promoción de acciones productivas (apoyo a productores) y de integración institucional (mancomunidad municipal). En sí, es meritorio el solitario y gigantesco esfuerzo del Gobierno Local de Pampa Hermosa por insertar a la comunidad de Nuevo Loreto y sus 12 Anexos en la jurisdicción de la región Loreto. ¿La Municipalidad Provincial de Ucayali, el Gobierno Regional de Loreto y demás sectores se sumaran a este gran esfuerzo?. Confiamos que así será.

Fuente:

Municipalidad Distrital de Pampa Hermosa