• «Después nadie se acuerda de nosotros», reclama representante de la Unidad de Bomberos de Iquitos.FOTO carro de bombero FOTO local de bombero

Tienen razón. Un reclamo constante de los integrantes de la compañía local de bomberos es la atención de sus necesidades, entre las que se encuentran equipos de protección personal para que puedan enfrentarse al fuego en eventuales incendios. Estos implementos requieren una renovación cada cierto tiempo. Lo que no sucede.

En tal sentido Migdonio Hidalgo Pinedo, jefe de la 11 Comandancia Departamental del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, manifestó que lo primero que necesitan implementar es «al personal bombero con su equipo de protección personal, con casco, chaquetas, guantes».

Acotó: «No tenemos lentes, no tenemos equipos respiratorios, no hay botas. Estos implementos que tenemos ya están deteriorados. En el incendio del patrimonio cultural no pudimos ingresar porque no tenemos protectores en buenas condiciones. Primero es nuestra integridad y luego el servicio. Ahí todos se acordaron de las necesidades de los bomberos, después nadie se acuerda de nosotros»

También «necesitamos carros contra incendios porque vemos que Iquitos va creciendo por arriba. Hay edificios de más de cinco pisos, y si ocurriera un incendio no tenemos las escalas telescópicas. Si hubiera un incendio en el último piso, no pudiéramos responder, pero sí atender de alguna u otra forma.

Todo el tiempo hemos tenido necesidades, pero cuando hay un incendio de  magnitud se refleja en su totalidad, y es cuando recién las autoridades, la prensa, recién comienzan a preocuparse por nosotros, pasado este evento, todos se olvidan.

En cada distrito tenemos una compañía de Bomberos y debe ser implementado por sus distritos, por su provincia, por la regional. Nosotros tenemos 5 compañías: Belén, San Juan, San Antonio, Punchana y la Comandancia departamental».

Finalmente, hizo un llamado diciendo: «El Comando ya está alistando el proyecto de requerimientos, y ver quién nos puede atender, si alguien escucha nuestros auxilios». (D.López)