Por: Yván  Vásquez Valera

 

Estimado Alberto, tomo como referencia tu artículo sobre el  asunto de la titulación de las comunidades indígenas y ribereñas que planea realizar el GOREL con el apoyo técnico del ILD. Has inventado la especie de que el Sr. Hernando de Soto, o el ILD, postula tal o cual cosa sin real conocimiento de sus postulados o tergiversando  sus propuestas. Espero que puedas demostrar afirmaciones tan graves como que postula “la parcelación” de los territorios indígenas (leer abajo los reales postulados del ILD) para que puedan venderlas, o que el Sr. De Soto es un agente encubierto de los intereses de las empresas promotoras de los biocombustibles. Para tu conocimiento, el Estado ha estado vendiendo, y puede vender a éstas u otras empresas, tierras de libre disponibilidad del Estado, sin necesidad de ganarse el pleito de afectar a las tierras de las comunidades.

 

Alberto, tú dices estar convencido de que “detrás de la propuesta -de De Soto- se esconden los intereses de quienes ambicionan las tierras para su desarrollo empresarial”; yo podría ensayar otra a cambio: creo que detrás de tu fobia a este intelectual de reconocimiento mundial está la defensa de ‘tu’ territorio, es decir, el de los intereses de aquellos que como consultores y expertos indigenistas tras varias décadas en la Aamazonía no pudieron brindar a la sociedad un derrotero claro y contundente de cómo resolver este reto que lo asumimos con decisión y total apertura, porque consideramos que el tema de su territorio es una de las razones para la inseguridad y la pobreza en que viven, sospecho que en el fondo no te resignas a haber perdido el rol de intérprete e intermediario de los intereses indígenas. Por favor, deja que los indígenas decidan por sí mismos, son adultos, y además en su tema muchas veces más preparados que nosotros, hay entre ellos profesionales del más alto nivel, inclusive cuentan ahora con presencia en el Congreso de la República. El proyecto de titulación es un proyecto, ni se ha definido la forma de titulación y tú ya parece que la conoces: Ésta será consultada con las comunidades y ellas decidirán cómo quieren que se las titule.

 

Sé que tú, Alberto, estuviste involucrado en el proceso de titulación de muchas comunidades y quizás por eso no puedes aceptar que alguien ajeno a tu gremio se atreva a cuestionar la “perfección” del modelo de titulación. Cuando De Soto afirma que los títulos comunales son “meros papeles que no brindan a la gente suficiente protección”, no los está calificando así por ser comunales, ni otros títulos son mejores por ser individuales, sino por las características intrínsecas, léase defectos, del título en sí. Quizás exageró De Soto en esa afirmación, porque esos títulos sí han tenido una función importante en proteger en cierto modo los territorios de muchas comunidades, aunque no del modo que podrían haberlo hecho, y por eso son perfectibles: para prueba, nada más hay que ver que pese a esos títulos las comunidades siguen en manos de madereros y mineros informales, y siguen en la más extrema pobreza, sin poder acceder más que marginalmente a muchos de los beneficios del desarrollo, ya sabemos que la gran culpa se la lleva el Estado incapaz y centralista en todos sus niveles, es por eso que, justamente ahora, a través del GOREL pretendemos encarar este tema de manera más efectiva.

 

Debo informarte que el GOREL está impulsando la titulación de las comunidades no tituladas de la región Loreto, que según nuestros cálculos suman más de 2000, entre indígenas y ribereñas. Te has precipitado a calificar este proyecto, porque ni siquiera está definido cómo se titulará a las comunidades, esto lo decidirán ellas previa e informada consulta, como establece la legislación vigente. El ILD es un organismo reconocido nacional e internacionalmente por estar entre los mejores expertos en temas de propiedad e inclusión social; no por gusto el Sr. De Soto integra la Comisión Internacional para la Inclusión Social de la ONU. El GOREL confía en que ellos harán un buen trabajo; te agradeceré no adelantar juicios porque el tema será debatido ampliamente y allí esperamos tu participación como la de todos aquellos que deseen contribuir con la estrategia final, el convenio suscrito es una propuesta marco, sobre el cual estamos justamente gestionando fondos para con una contrapartida del GOREL enfrentar todo este proceso.

 

Para tu conocimiento, comparto contigo un extracto de los postulados del ILD en el tema de titulación, donde desmiente categóricamente algunas de tus afirmaciones. Dime, sinceramente, si te parece alguno de ellos irracional o favorable a los intereses de las “grandes empresas” que tanto pavor te producen.

 

Planteamientos del ILD sobre titulación de comunidades amazónicas

Nosotros planteamos:

oFortalecer los títulos de propiedad comunal de las comunidades indígenas y el control de sus territorios

oMejorar la gestión y promover el aprovechamiento sostenible de sus recursos  naturales

oProveer herramientas a los pueblos indígenas para que se defiendan de lo malo de la globalización y se beneficien de lo bueno

oPromover un desarrollo inclusivo de los pueblos indígenas, con respeto a su identidad, cultura y organización tradicionales

oFortalecer los mecanismos de consulta y las capacidades de negociación de las comunidades para que establezcan alianzas provechosas con empresas privadas, si así lo determinan libre e informadamente las propias comunidades.

oPromover la independencia económica de los pueblos indígenas, mediante la creación de oportunidades para que ellos mismos desarrollen sus propias empresas

Nosotros no planteamos

oLa parcelación ni la privatización de los territorios de las comunidades indígenas, ni mucho menos impulsar su venta a inversionistas privados

oImponer modelos económicos o culturas foráneas ni forzar la integración de los pueblos indígenas a un mundo globalizado al estilo occidental

oDepredar o destruir los bosques y los territorios indígenas o promover la explotación indiscriminada de los recursos naturales o la contaminación ambiental.

oPromover la invasión de sus territorios por inversionistas privados sin consulta previa e informada, y sin negociaciones claras y transparentes.

oDar solución a toda la problemática indígena, sino contribuir en nuestro campo de experiencia – que es la reforma del sistema legal – que permita a los excluidos decidir por ellos mismos la forma y  el ritmo en la que se integran a la economía moderna.

El ILD no trabaja para el gobierno ni para las empresas privadas.  Su misión en el Perú y el mundo es promover el empoderamiento legal y económico de los pobres y excluidos para que tengan acceso a los beneficios del Desarrollo y del sistema legal y económico.

Finalmente, Alberto, la reunión previa aún no se ha dado justamente porque Hernando de Soto,  se distrajo en el tema electoral, y luego su agenda se apretó en los países donde lleva procesos parecidos de titulación, estate seguro y los que estén interesados en el tema que este asunto tendrá el espacio más amplio para su debate.

A tus órdenes.

 

Yván Vásquez Valera