SIS sostenible

Tanta es la ineficiencia del aparato estatal central que en todo orden de cosas tenemos que estar repitiendo que no pueden aplicar las mismas medidas que se dan para Lima o para la costa y sierra del país, no se pueden aplicar tampoco para la selva, como si se tratara de la misma realidad.
Eso no es así, entiéndanlo de una vez por todas. Esas decisiones que se basan en teorías de estandarizar al país no son realistas. Lo único que consigue el centralismo con ello es hacer daño a la ciudadanía y seguir mancillando aquel mensaje referido al nombre del 2017 como «Año del Buen Servicio al Ciudadano».
Tenemos el caso del Seguro Integral de Salud que, además de un programa humanitario en atención de salud, cubrió un vacío del Estado en cuanto a su responsabilidad de garantizar la buena salud de todos los peruanos sin discriminaciones, porque solo tenían atención garantizada los asegurados de EsSalud y los asegurados de forma privada. Así se democratiza la atención en salud.
Cuando se inició el SIS, muchos peruanos que se morían en los hospitales por falta de dinero para seguir una atención adecuada, de pronto empezaron a sentir en la práctica de las atenciones que el Estado estaba respondiendo acertadamente en esta parte de su responsabilidad, y que lograban recuperarse de su salud aun careciendo de recursos económicos.
Han pasado más de 15 años desde que el SIS empezó a hacerse popular entre la gente y los ciudadanos sin ningún tipo de seguro empezaron a ser atendidos en la atención de sus enfermedades sin costo alguno en las postas de salud, centros de salud y hospitales, con solo haberse inscrito y aparecer registrado como beneficiario del sistema.
Ha pasado más de una década con más altas que bajas, porque los hospitales con grandes esfuerzos y hasta de sus propios recursos, la hicieron sostenible económicamente. Pero, ha llegado a un punto que ya no dan más, porque la administración del SIS a nivel nacional no cumple a tiempo con realizar los reembolsos de acuerdo a las atenciones que brindan los hospitales. Y el tema del tarifario también tiene que ser diferenciado.
Están empujando a la quiebra a los hospitales no solo en Iquitos, en la Región Loreto, sino en varios lugares del país. Cómo se entiendo la revolución en salud anunciada por el presidente de la República, cuando el gobierno no soluciona la deuda que tiene con los hospitales del Estado. Hace unos meses hubo una transferencia importante, y ello ha aliviado la situación. Lo que están tratando actualmente es la firma de nuevos convenios para que sigan atendiendo a los pacientes SIS.

Comments are closed.