Sin tregua en la emergencia

Estamos observando con cierto asombro cómo nos permitimos ser muy apresurados en calificar, criticar ácidamente, hacer memes violentos en redes sociales, intolerantes al no esperar prudentemente explicaciones sobre algún tema que nos inquieta mucho o que parece contradictorio.
Todo esto en el marco de la lucha contra un enemigo común que es el llamado coronavirus, y con el cual tenemos que pelear juntos, pero distanciados a unos dos metros, juntos sumando nuestras potencialidades, juntos siendo vigilantes que se administren bien los recursos para esta batalla.
Mientras más unidad piden las autoridades regionales y otras locales, más elementos disociadores se notan especialmente en las redes sociales atacando a quienes desde sus responsabilidades atacan a un virus mortal. Habrá errores, es humano, pero es el momento de unidad.
Nos estamos mostrando como una sociedad que no es capaz de separar las circunstancias y entender qué es la prioridad de prioridades, de separar los momentos, de criticar con base sólida, de utilizar los canales democráticos para llegar a una verdad y no caer en la insania de lo inexacto, que en el escenario que vivimos es por demás temerario.
Por lo que venimos observando, quizás es el momento preciso para hacer un alto y pensar en la tregua a las autoridades en su conjunto, e ingresar a formar parte de verdad del plan de emergencia y desde donde estemos, aportar.
La emergencia sanitaria sigue su marcha con restricciones que se cumplen a medias, en horas del día. Equilibremos la balanza y que nuestras críticas entonen con el respeto y lo incisivo, sin perder de vista la motivación a acatar las medidas preventivas en esta difícil lucha contra un enemigo común que puede avanzar más mientras nosotros nos desunimos. Estamos en el punto de corregir para avanzar.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email