Sin resquicio legal

Muchos políticos que llegan al máximo poder de una estado o de cualquier otra entidad estatal que responda a una elección, e incluso a una designación; lo primero que están pensando en vez de concentrarse en gestión, es en buscar las posibilidades normativas de acomodar una posible permanencia por más tiempo en el cargo. Esto siempre nos suena a payasada.
Es por eso que lo dicho por el presidente, Martín Vizcarra, sobre si postulará o no a la presidencia de la República en el 2021, es necesario resaltar que su respuesta ha girado en torno, primero, a su intención es mantenerse el periodo que se le asignó y no convocar previamente a elecciones. Es lo que ha dicho para una entrevista del diario El Comercio.
“Voy a culminar mi mandato. Aquí quiero ser absolutamente categórico. No buscaré ningún resquicio legal para tratar de ser candidato presidencial en el 2021”, aseguró el presidente de la República.
Y sobre esas aventuras existen varias amargas experiencias como la famosa “interpretación auténtica” que hizo posible la postulación a una re-relección del ex presidente Alberto Fujimori, y que generó un gran rechazo e indignación en un altísimo porcentaje de la población peruana.
Vizcarra dijo que el 28 de julio del 2021 le entregará la posta a un nuevo presidente “con un país encaminado al desarrollo”. Aseguró que después volverá “a la actividad privada y seguiré trabajando por el país donde esté”.
Aunque no ha descartado la posibilidad de una postulación a la alcaldía de su ciudad, en referencia a Moquegua, donde cumplió actividad como gobernador regional con muy buenos resultados. Reconocido por propios y extraños.
Otras de las inquietudes en el contexto nacional es sobre si existiría una alianza secreta con el partido de la mayoría del Congreso, precisó que “Debería programarse un rol de reuniones con todos los líderes políticos. No hay ninguna alianza del partido de gobierno con grupo político alguno. Queremos trabajar con todos para lograr su respaldo”, aseguró.
Un detalle importante es su mirada hacia la situación en provincias del país, como nuestra región Loreto, que hasta ahora no ha tenido una mención directa por parte del mandatario, pese a los graves problemas que atravesamos, empezando por lo económico.
“Lo que yo le digo a la gente es que no te voy a mentir. Quiero que recuerden mi gobierno como el gobierno de las regiones, en el cual se pudo confiar porque fue honesto, y que fortaleció la educación”, acotó. Esa palabra mágica: confianza, que la necesitamos en todos los sectores de nuestra sociedad.

Comments are closed.