Siempre hay un prójimo esperando atención mientras pasamos de largo

– A propósito de las fiestas que celebramos.niños

Las dos fechas importantes de fin de año han transcurrido siempre con la expectativa de vivirlo de la mejor manera, nos esforzamos por ello y muchas veces pasamos de largo frente a quienes necesitan una ayuda material o quizás una palabra de aliento que, en determinadas ocasiones, hacen bastante por el prójimo.
La Navidad se ha celebrado el 24 de diciembre a las 12 de la noche, para dar paso al 25 día señalado como el nacimiento de Jesús, del Niño Dios. Hubo abrazos, regalos, nacimientos, lucecitas intermitentes, cena o comida, bebidas, para el brindis y también música. Nada más. Pero en miles de hogares cristianos hubo además oraciones y muchos se olvidaron del mensaje espiritual.
Se aproximó el año nuevo 2015, pasó, hubo abrazos, fiesta, regalos, comida, y siempre hay un prójimo esperando una ayuda, una oportunidad, una mano, para seguir bregando en este difícil camino por la tierra donde vales más por lo que tienes materialmente, que por lo que eres como persona.
En esta época donde se habla de recuperar los valores, los anti valores nos avasallan con sus tentaciones como la lujuria, el egoísmo, la avaricia, lo deshonesto y otros, que se reflejan en nuestra sociedad como una forma de vida para poder conseguir éxito material, mientras que nuestra sociedad por esta y otras razones se sumerge en un fangal.
Este 2015 nos hemos deseado lo mejor y haremos votos para que ello sea así. Tal vez seamos el prójimo que necesita ayuda y quiera Dios que lo encontremos o tal vez estamos en el grupo de los que pueden extender la mano, igual esperamos que tengas la valentía  suficiente para extender esa mano a quien lo necesite. Cerca está un familiar, un vecino, un amigo, un conocido, un niño, niña, alguien esperando que «no pases de largo».  (D.López)

Comments are closed.