• Asesor indígena de las cinco cuencas, José Fachín.
  • “Se pueden crear ciertas situaciones y meter la represión, todo eso puede pasar en la protesta indígena”.
  • Entre otros derechos exigen la consulta previa a los pueblos para la explotación petrolera en Lotes 8 y 192.

“Estamos en una situación crítica porque estamos hablando del tema de dos lotes petroleros importantes del país que es el Lote 8 y el Lote 192, y otra vez las poblaciones se ponen en estado de riesgo, para defender un derecho han puesto en riesgos sus vidas para que el Estado atienda y respete el derecho a la consulta previa”, expresó en conferencia de prensa el asesor indígena, José Fachín Ruíz.
Sobre esta coyuntura agregó que “también es peligroso porque a esto puede hacer una intolerancia del Estado a partir de querer desprestigiar las luchas que no son legítimas, como se escucha sus discursos. Si a los maestros se les da ese trato, que será a las organizaciones indígenas, pueden crear ciertas situaciones, estigmatizar la lucha y meter la represión, todo eso puede pasar”.
Como se conoce, en el Lote 192 las federaciones como Fediquep han tomado el aeródromo desde el martes, así como se ha paralizado el bombeo de petróleo, esperando la llegada de la ministra de Energía y Minas, el viceministro de Interculturalidad, así como del directorio de Perupetro.
Replicó: “Quieren saber si va a consultar o no, si es que dicen sí, entonces discutiremos los términos. Eso es lo que están manifestando los hermanos de esta lucha. Esto no tiene nada que ver con el tema de los acuerdos de Saramurillo, la consulta previa es para el futuro, Saramurillo es el contexto actual y los antecedentes. Esto hay que desvincular”.
Fachín Ruíz, agregó: “Lo que estamos discutiendo es para 30 años, cómo queremos vivir a partir de los impactos acumulados y las demandas acumuladas, que se está discutiendo en la Comisión Multisectorial”.

SOLIDARIDAD CON LUCHAS DE EDUCACIÓN Y SALUD
Respecto a los reclamos de otros sectores en el país, enfatizó: “En principio desde el movimiento indígena nos solidarizamos con la lucha de los maestros y de los médicos, porque son los pilares fundamentales de la sociedad. Desde el enfoque de los derechos es lo principal. Un derecho tiene que ser respetado, si el Estado lo estigmatiza o quiere dar un calificativo, entonces, estamos saliendo de la órbita y queriendo mal informar o malinterpretar diciendo que son caprichos, que son terroristas, son revoltosos, son chantajistas, todo calificativo, para que justifiquen su mediocridad y puedan reprimir a la población organizada. Desde esa lógica, nosotros decimos como pueblos indígenas que no es un capricho y el Estado tiene que ser garantizador de ese derecho, porque estamos en un país democrático y es el fin del Estado, y no dejarnos a la deriva”.
(Diana LM.)