• Dr. Carlos Coral, se refirió al área de urología, así como ginecología, pediatría y neonatología. 

En asuntos de la salud es mejor hablar alto, claro y preciso a fin que se tomen acciones correctivas, antes que callar lo que posteriormente podría ocasionar hechos lamentables. En última entrevista el director del hospital Iquitos, contó su gran preocupación respecto a los servicios que brinda el nosocomio, los que estarían quedando cortos ante la creciente demanda de pacientes.
“Estamos en un punto crítico en el hospital Iquitos. Cada día hay mayor afluencia a este centro, estamos volviendo a las estadísticas que teníamos en el antiguo hospital. El domingo pasado hubo 17 recién nacidos atendidos como partos y cesáreas. La sala de operaciones tiene una demanda alta, los servicios están quedando pequeños. Ya contamos con un urólogo, entonces cirugía se viene saturando, ya no tenemos las 30 camas que teníamos en el hospital antiguo, ahora solo contamos con 17 camas.
En cirugía, pediatría, ginecología, neonatología, ya no tenemos donde hospitalizar a más. El problema viene cuando llegan niños con problemas neo natales y acá no tenemos cama, los queremos transferir al hospital regional, pero allá también nos rechazan porque igual están llenos sus servicios. Entonces acá tenemos que hacer algún espacio y todo esto sigue creciendo.
Los partos normales no deberían venir al hospital, deben darse en los centros de salud de Moronacocha, Belén, San Juan (que sí está respondiendo) y Bellavista Nanay. San Juan recibe hasta 7 partos diarios, pero el resto de centros también debería atender ya que tienen profesionales que hacen guardia las 24 horas del día.
Acá deberían llegar los partos de probable alta complicación, pero vienen y eso hace que la parte gíneco obstetra entre en una situación crítica. De manera urgente requerimos ampliar otras zonas, pero yo no veo por dónde ya que el área es restringida. Un 30% tiene el hospital militar y un 70% el hospital Iquitos, lo que queda es repotenciar los establecimientos de salud de la periferia.
Acá vamos aguantar hasta que se termine la construcción del nuevo hospital Iquitos, no queremos para más adelante que por falta de camas, estemos rechazando a nuevos pacientes, sería lamentable. Estamos informando para que las autoridades tomen las medidas oportunas y correctivas y así poder palear este problema. Iquitos cada día crece, el hospital se satura porque está en una zona céntrica. Quizá en el hospital regional se puede adecuar un pabellón más para superar el tema”, expresó el director Carlos Coral.
¿Y la zona de contingencia que se construyó en el hospital regional para el objetivo de descargar o descongestionar el hospital Iquitos en el trance de la construcción? Algo tienen que hacer las autoridades, pero de manera urgente.