“Se puede vivir mucho mejor cultivando la tierra con técnicas muy sencillas”

  • Ing. Agrónoma, Filipa Matías Márquez Da Silva.

En muchos lugares de la región Loreto no existe la experiencia de trabajar la tierra aplicando técnicas agropecuarias, mas casi todo el conocimiento proviene de la experiencia práctica que combinada con la ciencia daría muchísimos mejores resultados.
Este tema es la pasión de una joven ingeniera agrónoma, venida desde el país europeo de Portugal, Filipa Matías Márquez Da Silva, quien ha señalado que tiene “mucho interés en desarrollo sostenible y agricultura en pequeña escala”.
Indicó que tuvo un aprendizaje de agricultura intensiva a gran escala con muchos insumos y mucho presupuesto. “Y a mí me interesa ir a lugares donde la gente de verdad pueda vivir mucho mejor cultivando su tierra con técnicas muy sencillas”.
Explicó que “se trata de hacer la agricultura colaborando con la naturaleza y para eso hay que entender cómo funciona ella misma para que podamos reproducir sus fenómenos naturales y trabajar con ella”.
Filipa Matías, se explayó: “Cuando entramos a una floresta, al bosque, tenemos muchas plantas y la primera cosa que vemos es que el suelo está cubierto, y vemos que existen plantas en diferentes extractos de altura. No hay como una planta a la misma altura dentro del recorrido, porque las plantas se van a ayudar, unas dan sombra a las otras, otras son las pioneras que van preparando el suelo para que se desarrollen otras plantas”.
Detalló: “Cuando mantenemos el suelo cubierto estamos protegiéndolo de la luz directa del sol, del agua, cuando llueve muy fuerte, si el suelo está descubierto vamos destruyendo la capa superficial que tenemos que es muy importante mantenerla, porque acá en la Amazonía tenemos entre 20 a 30 centímetros de materia orgánica, y abajo ya el suelo es muy ácido y no todas las plantas pueden crecer en esas condiciones”.
Entonces, “manteniendo una cobertura del suelo mismo con plantas que se pueden cortar, una rama que se cae, un palo podrido, se deja ahí nomás y se va descomponiendo generando materia orgánica al suelo y protegiéndolo, porque esa capa es muy importante, ayuda a mantener todo el ecosistema, y mantiene también la humedad, y ayuda a mantener la erosión. (Diana López M.)

Comments are closed.