-Loreto en la fotografía de Antonio Wong

-La muestra se mantiene en la Galería del Irapay

Loreto tiene en Antonio Wong Rengifo a uno de sus mayores artistas; fotógrafo, cineasta y músico, nacido en Iquitos en 1910, difundió la belleza y riquezas de la selva amazónica desde sus distintos oficios; ante ello la Dirección Regional de Cultura  de Loreto le rinde un merecido homenaje presentando la exposición “Luces y Sombras del Paraíso”, Loreto en la fotografía de Antonio Wong Rengifo.

Desde muy  joven, sus padres lo motivaron  a ser un comerciante, pero pronto descubriría su gran vocación por el arte, la que con voluntad inquebrantable formaría desde libros y viajes a Lima y Europa  en su afán de perfeccionamiento.  En 1951 presentó en el palacio municipal de  Lima su muestra “Conozca Loreto. Exposición  Fotográfica de la Selva del Perú”,  conformada por fotos tomadas al aire libre en la década de los cuarentas, de flora y fauna, atardeceres, soles nacientes y retratos de loretanos. La muestra tuvo mucho éxito entonces, impartiendo una concepción más exacta del mundo amazónico. Su pasión por su obra lo llevó a internarse  en la selva y convivir varios meses con la comunidad de los Aushiris a fin de realizar la película “Bajo el sol de Loreto”,  para la cual compuso el hermoso vals del mismo nombre. Posteriormente  realizó una serie de cortometrajes  y la película  “Luces y sombras de Loreto”, mostrando escenas de la vida social de Iquitos, calles, carreteras, puertos  y en especial la belleza de sus paisajes naturales a modo de  publicidad turística y motivando un sentir regionalista. El cronista Alfonso Navarro Cáuper,  en un artículo publicado en 1951, escribe acertadamente del  pintor  César Calvo de Araujo y de Antonio Wong Rengifo, a quienes considera los embajadores del arte loretano:  “Ambos han volcado, para mayor conocimiento de lo que es la Selva, tal vez no solamente la visión intuitiva de su temperamento artístico, sino la profunda emoción telúrica que en cada uno de sus terrenos les ha permitido llevar a las retinas extrañas todo lo que significa, dentro de las concepciones citadas, la promisoria y feliz región del Oriente Peruano”.

Antonio Wong Rengifo murió repentinamente  en  1965, dejando un gran legado artístico que a través de esta exposición  podemos reencontrar  y así revalorar al hombre que desde su arte multidisciplinario, inculcó siempre  el amor por nuestra tierra a todos aquellos que aún no conocen este tesoro preciado, muestras fotográficas, les recomendamos visitar la galería del centro Irapay ubicado en la calle Ricardo Palma 192 de 10 de la mañana a 9 de la noche. (MIP)