• Opinó la Arq. Gabriela Vildósola Ampuero, sobre anuncios publicitarios colocados en edificios con azulejos que son Patrimonio de la Nación.
  • También se pronunció sobre el retiro de las ciclovías que demandó un gasto cercano al millón de soles.

Se le consultó a la profesional debido a que la dirección de cultura estaría descuidando las autorizaciones que se emiten para poner anuncios en edificios que son reconocidos como Patrimonio de la Nación. Como el que se observa recientemente en la fachada de azulejos del edificio ubicado entre las calles Ricardo Palma con Próspero.
“Pienso que se está atentado contra las fachadas que son patrimonio de la nación. Lamentablemente hay una falta de criterio de quienes alquilan o usan esos inmuebles. Ese inmueble (ubicado entre las calles Ricardo Palma con Próspero) fue declarado monumento no solo por sus características, antigüedad y época en que se construyó, sino por la riqueza de su fachada. La riqueza de su fachada se la da sus azulejos.
Iquitos es la única ciudad en el Perú que tiene azulejos revistiendo la fachada de sus casas. Tenemos un potencial para explotar, incluso como recurso turístico, pero que se ve afectado irreversiblemente con actitudes como la mencionada de colocar anuncios sobre los azulejos. Que aún cuando no se hubiera perforado con taladro, aunque se hubiera usado pegamento ya es una afectación.
Cualquier cosa que le hayan puesto al anuncio sobre los azulejos, ya lo estaba afectando. Medisel tiene carteles debajo del marco y esa era la manera como anunciar en ese tipo de edificaciones cuya fachada forma parte importante del valor patrimonial.
Tenemos un valor incalculable en edificios patrimoniales que representan esa época, pero que no sabemos valorar, ni conservar y menos promover. Porque podríamos ser esa ciudad turística de la que todos hablan a partir de sus monumentos “Iquitos la ciudad de sus azulejos”.
Iquitos tiene un potencial enorme en ese sentido que no se le está dando valor y al contrario estamos atentando contra estos edificios que cada vez son menos por incendios, afectaciones, construcciones, usos indebidos. Estamos perdiendo el valor que tienen y la potencialidad de formar parte del recurso turístico que ayude a promover esta ciudad” declaró la arquitecta Gabriela Vildósola.
Por otro lado. A ella también se le preguntó sobre el retiro del resto de los elementos que quedaban de las ciclovías instaladas en varias calles de Iquitos.
“La buena intención de hacer una ciclovía en la ciudad se ha desvanecido debido a un mal desarrollo del proyecto que no fue consultado ni con los ciudadanos, ni con especialistas, ni con ciclistas, por lo tanto, la propuesta generaba muchos conflictos con el flujo actual de las calles.
El proyecto debió estar mejor planteado y lo que vemos ahora es que se ha desaprovechado la oportunidad de darle ciclovías a la ciudad. En todo lo que la bicicleta significa para una ciudad sostenible. Además, se ha despilfarrado mucho, botando dinero al agua porque aun cuando era un plan piloto la idea justamente era probar, medir y evaluar el funcionamiento para hacer los ajustes necesarios a un proyecto real.
Hay que criticar a la municipalidad de Maynas; por la mala campaña comunicacional, pues no ha existido un plan de comunicación en donde se dé a conocer a la población cómo era todo el proceso. El plan piloto implicaba evaluar resultados para luego ajustar y hacer una obra permanente. Esa era la idea de la propuesta.
Entiendo que la bicicleta es un medio de movilidad mucho más sostenible y entiendo también, que nuestra ciudad necesita replantear su movilidad. No podemos seguir teniendo vehículos contaminantes, tenemos que empezar a cambiar los hábitos de movilidad, pero para ello necesitamos infraestructura adecuada, bien hecha. Que no compita y genere conflictos unos con otros.

Artículo anteriorSiguen incontrolables los contagios de variante ómicron-covid
Artículo siguienteConcurso público de jueces supernumerarios para juzgados especializados y de paz letrado de la Corte Superior de Justicia de Loreto en su etapa final