• Próxima audiencia fue programada para el jueves 15 de marzo a las 4 pm.
  • Asistieron todos los imputados, menos Carlos García, a quien el juez declaró como reo contumaz.
  • Katsuya Kamisato (NJS) y Walter Anaya (OPIPP), fueron absueltos en el anterior juicio.
  • En el presente juicio oral se verán solo dos hechos, en el anterior fueron cuatro. 

 

Tal como estaba programado, el día de ayer a las 8 de la mañana, el juzgado que despacha el juez penal unipersonal Hesbert Benavente Chorres, instaló el juicio oral del alcantarillado uno, el mismo que involucra al ex presidente regional de Loreto Yván Vásquez, a los ex funcionarios de OPIPP Walter Ríos, Jorge Mantilla, Carlos García Otero (quien no pudo acudir por una cuestión de salud según su abogado), a quien el juez declaró como reo contumaz.
También estuvo presente Ricardo Rojas, a quien se le señala como cómplice del delito de colusión, al haber supuestamente hecho el perfil del alcantarillado ad honorem, siendo que habría existido un presupuesto de 325 mil soles para ese objetivo. En este nuevo juicio oral, el imputado Rojas Vargas, cuyo abogado es Marcos Ibaceta, se reafirma en decir que no va a declarar durante el juicio. Está en su derecho.
Como es conocido en este tipo de procesos, el juicio se inició con los alegatos de apertura a cargo del fiscal anticorrupción Paul Peralta Chota, quien antes de empezar hizo una salvedad en cuanto a que no se habían registrado los abogados de dos imputados, como Walter Anaya Calderón, (ex director de OPIPP) y Katsuya Kamisato (de la supervisora NJS), recibiendo como respuesta que ambos ya habían sido absueltos en el juicio anterior.
Katsuya Kamisato, cuyo abogado es el profesional cuzqueño Percy Zúñiga Pastor, habría sido absuelto por la sala penal de apelaciones en el juicio anterior. Al parecer, esa situación sorprendió al fiscal Paul Peralta, quien vería el registro de esa absolución. El abogado de Katsuya Kamisato, Percy Zúñiga, estuvo presente un momento en el juicio como inter-consulto del abogado de Ríos Babilonia, Wilson Ríos.
Paul Peralta, inició la sustentación de su hipótesis basada ahora únicamente en dos hechos; 1.- Que el imputado Ricardo Rojas, se habría coludido con el ex presidente regional para hacer el perfil ad honorem, sin un sol de por medio. Siendo que el mismo (el perfil) tendría que haber pasado por una licitación a fin que otros profesionales también pudieran tener la posibilidad de hacerlo, pues había un presupuesto de 325 mil soles para ese objetivo.
2.- Respecto a los integrantes del comité de licitación, quienes se habrían coludido para direccionar la Buena Pro a la empresa china Water & Electric. Los imputados a la fecha siguen negando esa posibilidad porque indican que no era su tarea, sino que el JICA así lo determinó.
Siendo qué en anterior audiencia, el ex director de OPIPP Walter Anaya Calderón, mencionó que el comité de licitación luego de desarrollar el proceso en el local de OPIPP (calle Morona), envió los resultados colocando a la empresa china en primer lugar, o sea, en orden de PRELACIÓN, por la oferta que hicieron.
Al concluir con su exposición el fiscal anticorrupción, Paul Peralta, concluyó solicitando 10 años de pena privativa efectiva para los acusados en el caso del alcantarillado uno. Seguidamente, hizo su exposición el procurador anticorrupción Dadky Pérez, quien contextualizó los hechos ocurridos alrededor de la obra, mencionando que no hubo una buena convocatoria por lo que en conclusión todo arribó a un pésimo trabajo del alcantarillado, que hasta la fecha no funciona.
Además, mencionó que la reparación civil que hará, no solo se basará en la pésima obra que ha perjudicado al pueblo de Iquitos, sino también en el perjuicio económico causado a la UNAP, el IIAP y las municipalidades, a los que se les descontará por muchos años más su presupuesto a fin de pagar la deuda al banco japonés. Aun no dice el monto de la reparación civil.
Posterior a su exposición, los abogados de los imputados presentes, defendieron a sus patrocinados. El abogado Christian Mattos, prácticamente llegó “amenazar” al fiscal Peralta. Señaló que hace una investigación anacrónica, obsoleta, basada en hechos que jamás podrá probar. También hizo referencia a un hecho que se habría dado donde está de por medio alguien de Sedaloreto, por lo que Mattos mencionó que el fiscal más adelante “lo va a pagar caro”. Se desconoce su fundamento.
Al entrar a las 9 de la mañana, el imputado Vásquez Valera, pidió permiso para ausentarse por unos minutos ya que tenía que acudir a presentarse ante la sala penal de apelaciones, donde se vería la apelación respecto a los “planillones quemados”. En efecto, bajó y se presentó ante los magistrados para luego continuar en el caso del alcantarillado. Lo defiende en los planillones el Abog. Augusto Vargas.
Continuando el caso del alcantarillado uno, los abogados Marcos Ibaceta (de Ricardo Rojas), presentó nuevos medios probatorios (documentos) para que más adelante sean evaluados en el juicio. También el abogado Wilson Ríos, presentó medios probatorios. Ambos pedidos fueron admitidos por el juez Benavente Chorres, quien mencionó que el objetivo del juicio era aclarar todo.
El mismo juez está pidiendo de manera urgente al gobierno regional de Loreto (bajo apercibimiento de denuncia ante el ministerio público en caso no cumpla), que le remita copias fedateadas del Contrato suscrito con la empresa china que hizo la obra del alcantarillado. También le solicita lo mismo a OPIPP. ¿Y por qué? Porque en anterior juicio enviaron copias del Contrato, pero en idioma inglés. Hoy están pidiendo en castellano.
Habría que resaltar el orden con que se viene desarrollando la audiencia. No se escucha faltas de respeto al juez de parte de los abogados defensores, como sí se nota en otros juicios donde incluso agarran el micro y hablan sin que el magistrado se los haya autorizado. Se entrometen cuando habla el fiscal o los testigos, levantando la voz sin motivo, entre otros detalles.