• Jefa de oficina de la Defensoría del Pueblo de Loreto, Dra. Lisbeth Castro.
  • Lo que se ha conocido del informe de la Contraloría solo corresponde a la UGEL Maynas.
  • La Defensoría ha identificado en Caballo Cocha 14 casos y en Requena 2.

 

Como parte de la comisión especial que verá el caso de los docentes de la UGEL Maynas denunciados por acoso y violencia sexual en contra de sus alumnas, la representación de la oficina de la Defensoría del Pueblo de Loreto, viene participando a través de la jefa de esta dependencia Dra. Lisbeth Castro.
“Efectivamente, hemos sido convocados por el ministro de Educación, ayer (domingo) para la reunión. Hay 56 casos de violencia sexual identificados por la Contraloría, de 54 docentes, porque dos de ellos son reincidentes. 38 de ellos ya estarían con medidas de separación”, declaró.
“El día de hoy (ayer) están en proceso de revisión para que cuenten con un listado de docentes de instituciones educativas y los afectados. Eso permitirá ver calificación, plazos procesales y además para que otras instituciones puedan también dar asistencia legal o psicológica, como por ejemplo en Centro Emergencia Mujer”.
Castro detalló su participación en este delicado proceso. “Desde la Defensoría del Pueblo vamos a apoyar también a esa investigación, y además vamos a hacer el seguimiento de todos estos casos que se están identificando.
Le hemos dicho al ministro que tenemos mucha preocupación, de que la Defensoría del Pueblo ha identificado 14 casos de denuncia por violencia sexual en Caballo Cocha. Estamos en el proceso indagatorio. No tenemos mayor información y seguramente la próxima semana tendríamos algo más concreto”.
Agregó que “en la UGEL Requena solo en el 2018 hemos identificado a la fecha 32 casos, de las cuales 2 son por acoso sexual. El gobernador y el director de la DREL han asumido el compromiso que van a hacer una revisión de casos en todas las Ugel de Loreto”.
Expresó su preocupación por lo que está ocurriendo. “Hemos instado también al gobernador regional, al director de la DREL, hacer una revisión de las responsabilidades de los funcionarios, además de mirar más allá; es decir, cuántos profesionales trabajan en esa área”.
Precisó: “Nosotros teníamos conocimiento el primer bimestre de este año que la UGEL Maynas tenía entre 1000 y 1500 investigaciones disciplinarias de diversa índole, pero que solo tenía dos personas para laborar. Entiendo que eso ya se ha incrementado (en la oficina de procesos sancionadores).
La comisión de procesos está trabajando con una comisión de soporte que ha venido de Lima, para en el menor tiempo posible tener las resoluciones, para que estos docentes puedan ser retirados del aula”.
En relación a las víctimas que serán ubicadas para que reciban el soporte emocional y psicológico de recuperación, dijo: “A partir de esta situación se va a identificar todas esas debilidades, de tal manera que la autoridad tenga la oportunidad de mejorar y prestar un mejor servicio en temas de violencia”.
La Defensoría del Pueblo de Loreto, informó que también está “organizando una supervisión a nivel local, para identificar las escuelas que tienen que cumplir con determinados instrumentos que están referenciados en normas legales, como por ejemplo los registros de incidencia, un flujugrama de atención para casos de violencia, qué es lo que deben hacer en el momento que ocurre un hecho y reportarlo de inmediato”.
Indicó que dentro de las 24 horas de conocido un hecho por el director, tienen que ponerlo de conocimiento a la UGEL, “y si esto tiene relación con violencia sexual o tocamientos indebidos tienen que reportarlo también al Ministerio Público. Eso queremos ver si está funcionando, porque muchas veces los directores por desconocimiento podrían estar omitiendo esas responsabilidades que también deben de cumplir”. (Diana López M.)