Se hacen pasar como enfermeros para robar en una vivienda

  • Sujetos apuntaron con una pistola a empleada del hogar y se llevaron joyas y dinero en efectivo 

Los delincuentes ahora están utilizando una nueva modalidad para robar en las casas. Un caso muy peculiar sucedió el último miércoles a las 7:30 de la mañana en una vivienda ubicada en la Asociación “Eliane Karp” en el distrito de San Juan Bautista.
Resulta que una agraciada joven se hizo pasar como personal de la DIRESA, llevaba el clásico chaleco azul que la identificaba como tal, una tablilla en donde supuestamente tomaba apuntes y un carnet de la institución donde aparentemente trabaja.
A decir de la agraviada Paola Andrea Guerrero Sánchez de 22 años de edad, tocaron la puerta de la casa, ella abrió las cortinas de la ventana y vio a la señorita. Luego le abrió la puerta y la joven se identificó como enfermera y que estaba inspeccionando las casas para ver desde hace cuánto tiempo llegaron a fumigar, si tienen pozo de agua o tanque elevado, si algún familiar había presentado dengue o malaria, entre otras cosas más.
Cuando la supuesta trabajadora de la DIRESA estaba dentro del inmueble, llegaron dos personas de sexo masculino, vestían igual que la primera, llevaban puestos camisa blanca, chalecos de la DIRESA y pantalón de vestir de color azul.
Una vez dentro los hampones dejaron ver sus perversas intenciones y con insultos y forcejeos redujeron a la empleada del hogar para luego exigirle que diga dónde guardaban los dueños sus cosas de valor.
Pero antes bloquearon las cámaras de vigilancia que había en la vivienda y desconectaron el DVR de los mismos para que no dejen evidencias del ilícito penal.
Paola Andrea contó a la policía que le apuntaron con una pistola en la sien, le insultaron y se dirigieron a revisar los cuartos del segundo y tercer piso de la vivienda. Una vez dentro los hampones se llevaron dos relojes bañados en oro, uno reloj de plata y un celular Samsung Galaxy-S7 y dos anillos de oro todo ello valorizado en cerca de 10 mil soles, además de dinero en efectivo.
“Luego de hacer sus fechorías estos delincuentes me amarraron los pies y la manos, con un trapo me taparon la boca para que no gritar y me llevaron al baño donde me encerraron. Luego no escuché nada más y no sé cómo logré desatarme, salí corriendo de la casa y grité pidiendo ayuda a los vecinos”, contó la joven agraviada.
Los delincuentes no actuaron solos, luego de haber perpetrado el robo, un motocarro les esperaba en una esquina, se subieron en el vehículo y se dieron a la fuga con rumbo desconocido. Fuentes policiales informaron que los dueños de casa son empresarios que tienen su tienda en la calle Próspero. La policía ya viene investigando el caso.
(C. Ampuero)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email