“Se cerró un año donde hubo aciertos y desaciertos”

  • Expresó el monseñor Miguel Olaortúa, en el marco de inicio del nuevo año 2019.

 

Estuvo presente en la ceremonia de reconocimiento del Prof. Elisbán Ochoa Sosa, como nuevo gobernador de Loreto. Actividad desarrollada ayer en la explanada del gobierno regional bajo un sol abrazadoramente intenso.
“Empezar un nuevo año es abrir las puertas a la esperanza. Se cerró un año donde hubo aciertos y desaciertos, cosas buenas como la visita del santo padre. También hubo desastres naturales y la situación de corrupción que vive el Estado.
Ahora es una nueva etapa y siempre hay que dar un voto de garantía, de confianza. Abrir las puertas al nuevo año es creer que las cosas van a ir mejor, lo único que nos cabe es comprometernos todos, los políticos y los ciudadanos.
Juntos trabajar para construir una civilización más humana, con más respeto, tolerancia, igualdad, buscar el bien común entre todos”, habló el monseñor.
¿Qué opina sobre la acción cuestionada del fiscal de la nación al quitar del equipo de investigación “lava jato” a dos fiscales importantes?
-He estado muy ocupado con la eucaristía. Pero sorprende que en esos momentos en que las familias están reunidas, las comunidades igual esperando la llegada del nuevo año; pues justamente ese último día del año creemos que no es el momento para dar sorpresivamente ningún cambio.
Se tiene que confiar en la justicia, sino se acaba todo. Hay que exigir que la justicia sea real, no se puede manipular ni caer en corrupción. Que todo sea para mejorar.

Comments are closed.