• Rodolfo Dávila, presidente del Club de Leones de Iquitos
  • “Ya se comunicó a la alcaldesa de Maynas a través de una carta”
  • Es interés del Club ponerla de nuevo al servicio de la población y de la niñez
  • Lamenta que ahora solo sea un centro de acopio de residuos sólidos

 

En deplorables condiciones, para lo que fue su fin, se encuentran las áreas de esparcimiento denominado piscina del Club de Leones, ubicada entre las calles  Almirante Guise con Calvo de Araujo, que por años fue uno de los espacios más concurridos por la población para  pasar momentos sanos entre amigos y familia, donde incluso diferentes clubes de natación realizaban sus clases y campeonatos.

Ante la preocupación de cierto sector que exige áreas para realizar deporte, “La Región” buscó conocer en qué situación se encuentra este espacio, para ello visitamos al presidente del Club de Leones de Iquitos, Rodolfo Dávila, quien precisó que al ver el estado de los ambientes que fueron destinados para el uso de la población en general, han decidido solicitar la reversión de estos terrenos.

Rodolfo Dávila recuerda que la piscina fue construida en el año 1962, y que entregaron a la Municipalidad para que sirva a la población que no tenía acceso a la piscina en vista que la piscina de Punchana, que también era una piscina pública, había sido demolida para otros usos. “La piscina estuvo a servicio de la población y ahora no sirve para nada, más que para depósito de desperdicios; el Club de Leones en Asamblea, el pasado 22 de febrero acordó la reversión del terreno en vista que existe una partida registral superpuesta, o sea una partida doblemente escrita, quiere decir que sobre la propiedad registrada del Club de Leones existe otra partida a nombre del Municipio de Maynas, por lo que la asamblea decidió revertir toda esa documentación mal hecha para que quede todo a nombre del Club de Leones”.

“Ya se comunicó a la alcaldesa Adela Jiménez, a través de una carta, dándole a conocer el acuerdo de la asamblea, el Club de Leones tiene intereses de poner de nuevo al servicio de la población y de la niñez estas instalaciones para que sirva a los fines por los que fue donado”.

Indica que este terreno pasó a manos de la municipalidad durante la gestión del alcalde Máximo Meléndez, “Durante su gestión, él autorizó la inscripción de estos terrenos en registros públicos a nombre de la Municipalidad de Maynas, cuando el terreno ya estaba a nombre del Club de Leones y no existe ningún documento de compra y venta, solo se le dio en calidad de uso”.

“La municipalidad nunca informó por qué decidieron dejarla inoperativa y se ha puesto como zona de acopio, pero la decisión ya está tomada en asamblea  y esperamos  que la alcaldesa respete el ordenamiento jurídico de inscripción de predio”. (MIPR)