“Salud mental es una prioridad pública mundial a la que no se le da importancia”

  • Expresó la Psicóloga Hellen Tello Collantes, frente a casos fatales que a diario se presentan. 

Para tratar de entender un poco la explosiva y mortal situación que llevó a una joven contadora a perder la vida a manos de un desalmado personaje que hoy está de manera preventiva en la cárcel, quien hasta el momento no se arrepiente del cruel asesinato ejecutado contra su ex enamorada; entrevistamos a una de las más reconocidas psicólogas de Loreto, la Dra. Hellen Tello Collantes.
“En esos casos se une una personalidad inestable con hechos emocionales muy fuertes. Es muy probable que la chica ya no haya querido seguir teniendo una relación con la persona y ha venido una presión violenta, y cuando los seres humanos están bajo ese estado de confusión emocional, pueden realizar muchas cosas de las que después se arrepienten.
Sin embargo, lo malo de todo esto, es que el individuo no tiene el sentido de aceptar y decir “yo lo he hecho”, sino que más bien lo niega. Y encima eso de llevar a botarla como basura, matarla con crueldad y botarla. Son crímenes pasionales, crímenes motivados por una ofuscación emocional violenta, fuerte y que no son capaces de controlar.
Habría un trastorno de personalidad. Uno, el de negar todo y dos, querer desaparecer el cuerpo y a su vez, no desaparecerlo. Porque pudieron enterrar el cuerpo, pero lo dejo ahí en el puente. El hecho de no tener una consideración mínima por un ser humano que ya está muerto.
Habría un problema de personalidad muy fuerte que raya con la psicopatía. Esto se da con personas altamente insensibles, tremendamente manipuladoras, que consiguen todo para ellos sin importarles hacer daño al resto. No tienen sentido de reparación de lo hecho”, analizó la doctora.
¿Los suicidios en jóvenes y adultos es otro tema, se quitan la vida como si sintieran un desprecio hacia ella?
-Esos casos se dan repetidamente, la exposición de los problemas en los medios, es brutal. No es una exposición narrada de los hechos, sino desde todas las condiciones en cómo se encuentra. Esos son indicadores que van a decirnos que hay otras personas con problemas de personalidad, que pasan por grandes problemas y que podrían de alguna manera, copiar esas acciones fatales.
Ahí hay una pregunta que hacerse en cuanto a saber cuál es nuestra posición como personas que laboramos en salud mental, en el área de comunicación social. ¿Cuál debería ser nuestra posición respecto de todo ello?
Esos casos se van a seguir dando ¿pero es necesario que se expongan tanto a una colectividad que ya de por sí está enferma, está violenta? Pongamos un poco de mesura para que aquellas personas que, teniendo dificultades a nivel de personalidad, a nivel emocional y que están atravesando por problemas, no repitan esas decisiones drásticas, fatales.

¿El apoyo del Estado para avanzar en prevención de la salud mental es casi nulo?
-Así es. Yo me siento impotente como profesional de salud mental ya que les importa muy poco a todos los gobernantes del país el tema. ¿Qué estamos inseguros, sí pues, pero qué hace el Estado? Dota de más carros patrulleros y motos a la policía, cuando lo que deben implementar es la salud mental de todos. La salud mental es de todo el mundo, es una necesidad prioritaria y pública a la que no le dan importancia.
Más bien hay otras instituciones que hacen un tibio aporte a la salud mental, el resto a seguir trabajando con lo que se tiene y a veces no es lo suficiente. Acá en el hospital regional necesitamos más recursos humanos, pero no hay presupuesto y este es un hospital de III nivel, de referencia. Sabemos que el área de planeamiento está sincerando el CAAP del hospital para ver lo que se necesita, lo que se requiere y eso por lo menos es un paso positivo.

Comments are closed.