Saldos presupuestarios

Los sectores públicos regionales, en especial Educación y Salud son los más golpeados en lo que a presupuesto para remuneraciones se refiere. Esto es de conocimiento de las autoridades del gobierno central y los trabajadores de carretera, técnicos de planificación, lo saben a perfección e informan a cada gestión que ingresa a gobernar.
Pero, lo que no logramos entender es que siendo los dos sectores que cuentan con cifras altas en sus presupuestos, tienen que llegar figurativamente agonizando a los fines de cada año, para cumplir con el pago de sus trabajadores y otras atenciones de las actividades que realizan.
En estos días, se ha conocido específicamente el caso del sector Salud para el pago del personal de la modalidad Cas que también se ubican en postas y centros de salud. Toda una odisea. Y como siempre son los saldos presupuestarios con lo que se solucionan estos problemas.
Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que los saldos presupuestarios no son dineros guardados o respondan a algún ahorro institucional, no, son fondos que no fueron utilizados en lo que ya estaba proyectado. Por qué no se utilizó para lo que se gestionó, bueno, resulta absurdo, porque si se pide un presupuesto es porque se necesita.
Aunque no es el tema, es oportuno decirlo de paso, porque es otra debilidad institucional que tiene que ver con la falta de capacidad de gasto de los fondos públicos. Son temas económicos que tenemos que aprender a descifrarlos, a comprenderlos, para que no nos sorprendan de pronto con que se ha conseguido dinero para solucionar. No. La verdad sería que se ha usado de otros proyectos.
Otro aspecto que tendríamos que conocer los ciudadanos es cómo se originan estos problemas que resulta humillante para los trabajadores, en este caso del sector Salud. Las autoridades tendrían que exponerlo. Acaso se trata de la contratación excesiva de personal o es que realmente necesitamos ese personal. Entonces porque no planteárselo al Ministerio de Salud con el objetivo que el Ministerio de Economía atienda esta demanda.
Y si el personal para el cual no hay forma de pagar hasta diciembre ya contaba con presupuesto, qué ha pasado entonces? O puede que para solucionar necesidades de personal han contratado en plazas sin presupuesto. Por lo que quedaría sincerar las mismas al Minsa. Es necesario transparentar este tema. El sueldo de los trabajadores es sagrado.

Comments are closed.