Sujetos ‘marearon’ con palabrería a vendedora y en un descuido se llevaron celular

  • De suerte la caja con el dinero estaba con seguro

heladeria asaltadaRobos al paso. Eso es lo que está ocurriendo en nuestra ciudad y los encargados de las tiendas deben tener mucho cuidado al respecto porque a plena luz del día y sin ningún arma de fuego, solo con la habilidad, roban todo a su paso.

El sábado por la tarde, cinco sujetos, entre ellos una mujer, llegaron hasta la heladería D’Onofrio ubicada en la cuadra cuatro de la calle San Martín, frente a la plaza 28 de Julio. De lo más tranquilo y normal, en la misma vereda, comienzan a preguntar los precios de los helados a una señorita vendedora que estaba sola.

Ante tantas preguntas la comenzaron a alborotar, es ahí cuando uno de ellos pide que le preste los servicios higiénicos, ingresa solo y en ese momento recién los hábiles ladrones le piden solo un helado en barquillo. Es ahí cuando el sujeto que ingresó agarró un celular y cuando quiso meterse a la caja donde había dinero, no pudo abrirla porque estaba con seguro, optando por salir rápidamente.

Los sujetos pagan el helado y se retiran de lo más normal. La vendedora, ingresa y nota que le faltaba su celular. “Ese rato me desesperé porque pensé que habían robado el dinero de la caja, felizmente estaba con seguro y yo tengo la llave en mi bolsillo. Me salvé de algo peor porque estaba sola y me hubieran podido hacer algo más con tal de robar la plata. Yo les conozco, a todos les vi su cara aunque algunos estaban con gorra. Son muy vivos, te hablan y te marean”, contó llorando la víctima. (GL)