• Expresa profesor José Manuyama, en el marco de celebrarse el 22 de marzo el Día del Agua. 

“El 22 de marzo es el día del agua y el Comité de Defensa del Agua no ha querido dejar pasar la oportunidad para profundizar una vez más, en como el agua está pasando por un maltrato gigantesco en todas partes del mundo, pero acá también por los residuos sólidos que botamos en la ciudad y también el impacto petrolero gigantesco y la amenaza permanente en el incremento de dragas ilegales en el Putumayo, Napo y Nanay.
Por ello hemos organizado una serie de actividades que empiezan el día jueves con un cortometraje alusivo en la Plaza 28 de Julio, esto para generar conciencia de lo que hacen con sus residuos. Y de lo que tienen que hacer para que nuestros hermosos ríos no se conviertan en ríos putrefactos, o ríos de muerte en vez de vida.
También para que el Estado y las varias instituciones se encarguen de regular el comportamiento humano y así evitar que se contamine el agua. Tenemos una serie de instituciones quienes deberíamos velar para que las actividades económicas no destruyan las cuencas. O que no se den esos proyectos como el alcantarillado que hasta ahora no sirve. Iquitos es una de las tantas ciudades que sus residuos sólidos y las aguas residuales van a los ríos. Acá al río Amazonas, quizá no lo vemos, pero sí es un daño grande al río.
El agua en la zona petrolera es una calamidad, pese a eso la actividad se incrementa ya que el gobierno sigue lotizando la Amazonía peruana y poniéndola en riesgo. Por eso vamos a desarrollar una serie de actividades ya que queremos que la población sepa y se aúne a esa lucha por tener un agua saludable”, declaró el profesor Manuyama.