Retoman diálogo

Se restableció el diálogo con las federaciones indígenas de las comunidades colindantes al Oleoducto Norperuano (ONP) y el Gobierno aseguró que continuará trabajando de forma decidida para mejorar la calidad de vida de los pueblos amazónicos en el plazo más corto.
En el marco del diálogo de la lucha indígena hoy se realizará en Nauta y debe darse también en Iquitos en horas de la tarde, donde los equipos técnicos tanto de las organizaciones indígenas como el Estado (gobierno de turno), revisarán las agendas y las acciones concretas.
Se ha calificado que el diálogo que se está retomando es muy importante porque permitirá lograr beneficios reales y sinceros para el pueblo amazónico. Que es justamente lo que reclaman a través de las agendas donde están las obras como agua potable, para salud, educación y proyectos productivos para seguridad alimentaria.
Se trata de lograr calidad de vida entre cada uno de los pobladores de las comunidades del circuito petrolero con mejores servicios así como la comunicación que permita a los niños y la población en general integrarse al mundo y contar con mayores oportunidades de desarrollo.
El Estado aseguró que seguirá trabajando estrechamente con los representantes de las federaciones indígenas en la implementación de un plan de desarrollo que permita lograr la inclusión social de los pueblos amazónicos a través de la identificación de proyectos de inversión y actividades productivas que contribuyan a su crecimiento económico y social.
Ha trascendido que el gobierno trabaja con un enfoque de desarrollo para la Amazonía y por ello es importante concretar los mecanismos que les permitan generar ingresos para hacer frente a sus necesidades y atender a sus familias.
Las federaciones indígenas vienen persistiendo desde hace varios años con aciertos y errores compartidos con los gobiernos de turno. A esta lucha se vienen sumando autoridades municipales convencidas que es momento de arriesgar como el alcalde de Nauta Giampaolo Rojas Floríndez, que ha dicho “basta ya”. Igual que los armadores loretanos que tienen su agenda aparte aunque de interés general para la región.
Entonces entramos a un nuevo escenario de diálogo como en otras veces pasadas, cuando se firmaron actas y más actas. Ojalá esta vez se concreten acuerdos, mecanismos de trabajo y la necesaria supervisión para que la inversión del Estado no se pierda ni por irresponsabilidad de indígenas, ni de mestizos. Estemos atentos.

Comments are closed.