Este fin de semana de día laborable, en los colegios de diferentes lugares de la ciudad de Iquitos y de la región en general, se las ingeniaron para celebrar el cumpleaños del Perú sin que esos actos significaran mayor riesgo de contagio, aunque en determinados casos, podría ser.
Somos tan emotivos que nos gana el entusiasmo, por un lado, bien, pero por otra parte mal, lo que esperamos es que no traiga mayores consecuencias respecto al contagio rápido que se viene registrando de la variante de la Covid-19 entre personas de todas las edades.
En lo que va del año suman 32 muertes y en lo que va de la semana por lo menos unos 3 decesos por el coronavirus, y en uno de los casos la persona tenía la cuarta dosis, pero, al parecer tenía enfermedad colateral ya avanzado.
Se especula tanto de la vacuna contra la Covid-19 de forma negativa que muchos adultos han decidido a no vacunarse, porque supuestamente las consecuencias no demoran en llegar, respecto a males que irán apareciendo tras haberse vacunado, suena ya como una leyenda urbana en tiempo presente.
Cuando lo que debemos tener en cuenta es que se trata de un virus real y que los organismos mundiales en tema médico siguen investigando y nos han dado en corto tiempo una fórmula que ayuda a minimizar sus efectos, y es evidente que si no fuera por las dosis ya administradas tendríamos un panorama similar de casos como en la primera ola.
Así estamos confiados y nos seguimos exponiendo en diferentes espacios, siendo lo preocupante que esas ideas de celebrar el aniversario patrio con programas que aglomeren a personas, representan un serio riesgo, pero la verdad que deseamos equivocarnos.

Artículo anteriorVecinos disgustados por colapso de pista recién construida
Artículo siguienteVecinos atemorizados por inseguridad en la calle Nauta