Respeto a “lenguas”

“El presidente Martín Vizcarra expresó el compromiso del Gobierno de poner su máximo esfuerzo para lograr que las 48 lenguas indígenas existentes en el país no se pierdan”, señala una información nacional y nos parece muy interesante que un mandatario de la Nación lo promueva.
Ello ocurrió durante el lanzamiento del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, cuando el mandatario sostuvo que el Estado tiene la obligación de fortalecer la diversidad cultural y proteger las lenguas originarias.
«Resaltamos nuestra diversidad, la aceptamos y el camino es fortalecer esa diversidad, a través de los ministerios de Cultura, de Educación, y el Estado en su conjunto, tenemos la obligación de seguir ese camino», afirmó.
Según detalló, el 15 % de la población peruana, es decir más de 4.5 millones de habitantes, habla lenguas indígenas, que suman en total 48. Del total 44 proceden de la Amazonía y 4 de la Sierra del país. «Más que un número o un porcentaje es respeto lo que debemos como semejantes a todos los seres humanos que hablan una lengua diferente», puntualizó Vizcarra.
En su discurso, el presidente mencionó que felizmente el mundo cambió el rumbo de ideas del siglo pasado, las cuales apuntaban a la uniformidad del idioma para una mejor eficiencia.
«Nos hemos dado cuenta, en las últimas décadas, que nuestra fortaleza no es buscar la uniformidad; por el contrario, hay que reconocer nuestra diversidad», añadió. El mandatario también resaltó la importancia que el país sea una sociedad diversa, a través del idioma y sus culturas.
En el acto de lanzamiento participaron altos funcionarios del Ministerio de Cultura, así como representantes de comunidades cuyos miembros hablan las distintas lenguas indígenas del país.
Lo que nos parece le faltó incidir al presidente es en la necesidad que el Ministerio de Educación inserte como un curso el aprendizaje de alguna de las lenguas indígenas en cada región del país, y como corresponda, para los mestizos.
Si bien la pedagogía en lo intercultural bilingüe ha dado pasos agigantados en todo el país, esto ha sido dirigido solo a las poblaciones indígenas más no a las poblaciones mestizas, cuyas raíces indígenas no son debidamente valoradas. En ese proceso de reconocimiento de la identidad un elemento es el reconocer como propio una lengua ancestral. Tendríamos que dominar el castellano, una lengua étnica amazónica (en nuestro caso) y el inglés.
Además de interesantes discursos, necesitamos acciones que fortalezcan nuestra identidad amazónica y andina. Para ello se requiere decisiones revolucionarias en lo educativo. Respetas lo que amas y amas lo que conoces. Simple.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email